Fue un momento tan esperado como emocionante. Después de varios días de angustia e incertidumbre, familiares y compañeros recibieron anoche al grito de 'héroes' en el aeropuerto de Sevilla a los tres bomberos detenidos recientemente en la isla griega de Lesbos acusados de un delito de tráfico ilegal de personas cuando desempeñaban tareas de rescate de refugiados, como voluntarios de la asociación Proem-Aid. Los cooperantes desembarcaban en la terminal aeroportuaria sobre las 23,00 horas de este martes con pancartas de 'Las responsables son las bombas, no los bomberos' y 'No a la guerra'. En declaraciones a los medios, uno de estos bomberos, José Enrique Rodríguez, aseguraba encontrarse "bien, pero muy cansado" porque lo han pasado "mal" aunque añadía que se quedan con que han ayudado "a mucha gente". Sobre el recibimiento que tuvieron al desembarcar en la capital andaluza --más de un centenar de personas entre familiares, miembros de Proem-Aid y compañeros del cuerpo de bomberos de Sevilla-- afirmó que no se lo imaginaba, por lo que agradeció todo el "cariño" mostrado por "todo el mundo", ya que se siente "muy feliz". "Desde que hemos llegado nos estaban esperando los camiones de bomberos del aeropuerto y ha sido increíble", aseguró emocionado. En este sentido, otro de sus compañeros, Julio Latorre, subrayó que está "súper contento" de poder ver a "toda la familia y amigos" y ha añadido que no esperaba este recibimiento. "Ha tenido una repercusión bestial y teníamos muchas ganas de llegar", señaló, al tiempo que insistía en que están "agotados" porque salieron este lunes de la isla y llevan "más de 24 horas de viaje". Por último, el sargento de bomberos de la Diputación de Sevilla, Manuel Blanco, dijo estar "muy feliz" y "sobrepasado" por tanta expectación. De hecho, aseguró que se imaginaba "un buen recibimiento" de la familia, pero no tanto "apoyo y cobertura". "Es importante que se conociera lo que ha pasado, lo que está pasando y lo que sigue sucediendo", subrayó, reiterando su agradecimiento "de corazón" por todo el apoyo recibido. "Ahora necesitamos descansar y estar con la familia para dedicarles el tiempo que no han tenido", zanjó.