El PCA quiere que "todo quede supeditado", incluso la permanencia de IU en el Gobierno andaluz, a la puesta en marcha de una serie de medidas "acordes" a la realidad de la clase trabajadora El PCA quiere que "todo quede supeditado", incluso la permanencia de IU en el Gobierno andaluz, a la puesta en marcha de una serie de medidas "acordes" a la realidad de la clase trabajadora



Los comunistas andaluces ya no se conforman con el pacto acordado con el PSOE para gobernar Andalucía. Estamos en tiempo electoral, Podemos les come el terreno y los desmarques son necesarios. Aprietan el zapato al Gobierno de Susana Díaz y creen que lo que se acordó en 2012 ya no vale, al menos en su totalidad, para 2015. Llegan incluso a supeditar la presencia de IU en el Gobierno andaluz a que haya cambios de programa. Algo, esto último, que puede dar una excusa a los socialistas andaluces para replantearse el anticipo de las elecciones autonómicas.

El PCA es mayoritario en IU
El Partido Comunista de Andalucía, mayoritario en IU, planteará a la federación que "actualice y acentúe" las políticas de izquierdas en el pacto de gobierno suscrito con el PSOE en la Junta, y ha esgrimido que "lo que era vigente y lógico en 2012 ya no lo es tanto en 2015".

Una "nueva estrategia" que IU debe impulsar en la Junta
El Comité Central del Partido Comunista de Andalucía (PCA), máximo órgano de decisión entre congresos, celebró ayer su quinto plenario en Málaga, una semana antes de la celebración de la Asamblea de IULV-CA que someterá a votación y hará balance de los tres años del Gobierno andaluz de coalición. En concreto, el PCA se ha centrado en el desarrollo de una propuesta de resolución para una "nueva estrategia" que Izquierda Unida debe impulsar en el seno del Gobierno andaluz y que tendrá que traducirse en "acciones concretas y efectivas, que no efectistas" de la Junta.

Supeditan incluso la permanencia en el Gobierno
El PCA quiere que "todo quede supeditado", incluso la permanencia de IU en el Gobierno andaluz, a la puesta en marcha de una serie de medidas "acordes" a la realidad de la clase trabajadora y las capas populares de Andalucía. En esta línea, el PCA insta a la dirección de IULV-CA a que tome las medidas necesarias para verificar el ritmo de cumplimiento de estas iniciativas.
Desde la consideración de que el escenario económico y político en el que se acordó el pacto de gobierno "ha cambiado" en lo económico y "va cada día a peor" en lo social, el PCA afirma que "lo que era vigente y lógico en 2012 ya no lo es tanto en 2015".

Este órgano de los comunistas andaluces considera "urgente" que las leyes y medidas que están en la recámara "se hagan realidad", entre ellas las que "impulsan el nuevo modelo económico" tales como la Banca Pública, la ley de Movilidad Sostenible, la ley de Productos Hipotecarios, el Plan de Vivienda y Rehabilitación y la ley Integral de Agricultura.
T
ambién quieren impulsar las normas sociales como las leyes de igualdad y contra la violencia de Género, la ley de Renta Básica y la ley de Inclusión Social, así como las que denominan "de radicalidad democrática" tales como la Ley de Participación y la Ley de Memoria Democrática. Además, se centran en otras medidas cuya incorporación al pacto "son irrenunciables", en concreto un decreto de mínimos vitales básicos; la defensa de los servicios públicos sin externalizaciones de servicios o privatizaciones encubierta, así como el Banco de Tierras.