El portavoz parlamentario de IULV-CA, José Antonio Castro, considera que el incidente que ocurrió con alcaldes del PP de Málaga y la Presidenta de la Junta, Susana Díaz, "viene bien a unos y a otros", a unos para "reafirmarse" en lo que han hecho y a otros para decir "hay que ver" lo que ha ocurrido.

"Desprecio" al acto
Castro ha mostrado en rueda de prensa su "desprecio" al acto, "no porque fuera violento, que lo fue, si no que se pasaron tres pueblos" ni porque supusiera una crítica, sino porque se hizo en su opinión "para tapar las vergüenzas de su partido". Ha indicado que la actuación del vicepresidente de la Diputación, Francisco Oblaré, "fue bastante violenta" al intentar "enfrentarse con los escoltas o levantando la mano", una "agresividad" que considera que es "absurda".