El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, ha destacado el potencial exportador de la comunidad y ha señalado que las ventas al exterior de Andalucía han aumentado en 10.000 millones entre 2007 y 2013 a través de la diversificación de mercados y productos.

Máximo histórico por cuarto año consecutivo
Sánchez Maldonado ha informado en Parlamento de que en 2013 Andalucía registró por cuarto año consecutivo un máximo histórico de exportación al extranjero, con 25.970 millones de euros, lo que supone que las ventas al exterior de Andalucía representan casi el 20% del PIB que genera la economía (18,3%), un máximo desde que se dispone de esta estadística. De igual forma, el grado de apertura internacional, suma de exportaciones e importaciones de mercancías al extranjero respecto al PIB, alcanza también registros máximos (39,8%).

Las exportaciones como elemento amortiguador
Según el consejero, este creciente proceso de internacionalización e integración de la economía andaluza en los mercados extranjeros ha sido especialmente relevante en los últimos años de crisis económica, en los que las exportaciones se han configurado como un elemento amortiguador, compensando parcialmente la caída de la demanda interna.

10.000 millones
Desde 2007, las exportaciones internacionales de Andalucía han aumentado un 62,7%, más del doble que la media en España (26,6%), pasando de ser la sexta comunidad autónoma que más exportaba al extranjero a consolidarse como la tercera en la actualidad, tan sólo por detrás de Cataluña y próxima a Madrid. Esto ha supuesto que durante la crisis el potencial exportador de Andalucía haya aumentado en 10.000 millones, ya que en el año 2007 las exportaciones de mercancías al extranjero se cifraban en 15.966 millones.

Incremento superior al de la UE
Del mismo modo, Andalucía ha experimentado en los últimos años de crisis económica un incremento de las exportaciones muy superior al registrado a nivel mundial (37,8%), la UE (39,9%), y países relevantes en el comercio mundial como EEUU (41,7%), Japón (3,1%) o Alemania (13,2%), ganando cuota de mercado en el comercio mundial.

Diversificación de mercados y de productos
El titular de Economía ha explicado que este proceso de expansión de las exportaciones internacionales andaluzas se ha caracterizado por dos claras tendencias: diversificación de mercados y de productos. Respecto a los productos, ha señalado que la economía andaluza ha entrado con fuerza en la internacionalización de productos de tecnología avanzada, fruto de la apuesta por la investigación, el desarrollo y la innovación (I+D+i), al mismo tiempo que ha mantenido su presencia en sectores tradicionales.

Industria aeronaútica
Las exportaciones andaluzas de productos de alta y media-alta tecnología representan en la actualidad casi la cuarta parte (22,3%) del total exportado por Andalucía al extranjero. Entre los principales productos, destacan los de la industria aeronáutica, con unas exportaciones de 1.529 millones en 2013, más de la cuarta parte (26%) del total exportado de estos productos a nivel nacional.

Exportaciones a más de 190 países
En relación a los mercados, de exportar a 171 países a mediados de la década de los noventa, Andalucía ha pasado a exportar a más de 190 países en la actualidad. En esta diversificación, ha indicado Sánchez Maldonado, es muy relevante la apertura hacia nuevas áreas geográficas y, aunque la UE se mantiene como principal destino de las exportaciones andaluzas, ha ido perdiendo peso en los últimos años, pasando de representar casi las dos terceras partes (64,8%) de las ventas totales en 1995, a aproximadamente la mitad (53,6%) en 2013, en favor de otras áreas de Asia, América y África.

Fomento de la internacionalización
El consejero ha destacado que, en la coyuntura actual, se hace imprescindible seguir fomentando esta internacionalización como elemento crucial para el crecimiento de la economía, porque los procesos de recuperación económica siempre se han iniciado por el impulso de la demanda externa y la presencia en los mercados internacionales es una condición necesaria para asegurar un crecimiento económico sostenible.