De acuerdo con esta norma, la versión impresa se mantendrá durante seis meses conservando su valor oficial, si bien prevalecerá el contenido de la digital en caso de discrepancia. Tras este periodo, sólo se publicará la edición electrónica.

Consulta gratuita
El decreto establece las garantías y condiciones que harán posible la edición electrónica del BOJA, a la que se seguirá accediendo a través de la página web de la Junta de Andalucía. Para ello se fijan dispositivos de seguridad como la firma electrónica y se facilitan las condiciones de consulta por personas con discapacidad o edad avanzada. A través de sus oficinas de información y atención a la ciudadanía, las bibliotecas públicas y la Red de Acceso Público a Internet, la Junta ofrecerá gratuitamente la consulta y facilitará copias de ficheros tanto en formato papel como digital.

Modernizado y puesto al día
La nueva regulación, que cumple con los requisitos establecidos en las normativas estatal y autonómica, afecta también a los procedimientos internos de tramitación de documentos para su publicación en el boletín. A este respecto, se han modernizado y puesto al día las normas de procedimiento y se han introducido el documento electrónico y su tramitación telemática como supuestos normales de trabajo, y la firma electrónica como dispositivo general de autenticidad.