La noticia la adelanta esta mañana el diario Sur y la firma la periodista Lalia González Santiago. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, está embarazada desde hace tres meses de su primer hijo. Díaz llevaba mucho tiempo sometiéndose a tratamientos de fertilidad que hasta ahora no habían dado el fruto deseado. El calendario del embarazo se cruza con el calendario electoral y sin duda afectará a la campaña socialista. En los procesos electorales Díaz se vuelca intensamente, pero en esta ocasión tal vez su estado le exija rebajar el ritmo de trabajo. La próxima cita electoral, si no hay adelanto de las andaluzas, es el 24 de mayo, fechas de las municipales. Si Díaz no puede, por motivos de salud, participar en la campaña con la intensidad prevista ello puede afectar negativamente a las expectativas electorales de su partido. Se conocen pocos datos más. Lo único confirmado hasta ahora es que Díaz no quería renunciar a la maternidad y que seguía intentándolo. Como recuerda Sur, "será la primera presidenta de un Gobierno autonómico que sea madre durante su mandato". Los precedentes más cercanos son los de Carmen Chacón, que fue madre cuando ocupaba la cartera de Defensa, y Soraya Sáenz de Santamaría, que dio a luz siendo vicepresidenta del Gobierno.