Las amenazas anónimas no siempre salen gratis. Eso es al menos lo que intenta la Policía Nacional, que ha iniciado, por indicación de la autoridad judicial, una investigación sobre el correo electrónico remitido la semana pasada al alcalde de Cádiz, José María González (PCSSP), deseándole la muerte por sus declaraciones en un medio de comunicación en torno a Otegi. Según ha explicado a Europa Press la Policía Nacional, tras recibir el mandamiento judicial, el Grupo de Delitos Tecnológicos de la Comisaría Provincial de Cádiz ha realizado ya las primeras pesquisas a fin de identificar al autor del citado correo electrónico. Como se recordará, el alcalde de Cádiz denunció el pasado viernes ante el juzgado de guardia las amenazas que le habían llegado a través del correo electrónico del servicio de Atención al Ciudadano del Ayuntamiento. Según explicó en su día el Ayuntamiento, el correo, en el que figura el nombre del hipotético supuesto autor de la amenaza, recoge, tras una declaraciones del alcalde en torno a Otegi, frases como "le deseo que le peguen un tiro en la boca por terrorista" o "te odio a muerte solo deseo verte muerto cuanto antes, canalla". El escrito añadía también que "bendito el día que mueras de la peor y más dolorosa forma", además de calificar al alcalde gaditano de "canalla, sinvergüenza y proetarra", y de referirse en repetidas ocasiones al deseo de ver muerto a González. Por todo ello, el alcalde decidió poner el caso en manos del abogado del Ayuntamiento, que presentó la correspondiente denuncia en el juzgado de guardia de Cádiz.