La Policía española y los servicios de seguridad marroquíes han desarticulado la célula más importante responsable del envío de yihadistas a Siria y otras zonas de conflicto en una operación que se ha saldado, de momento, con siete detenidos, tres en Melilla, uno en Málaga y otros tres en Marruecos.

Vinculación con Al Qaeda
Entre los cuatro detenidos en España en esta operación, que continúa abierta, se encuentra el responsable de la célula y alguno de los arrestados ya había retornado tras su paso por organizaciones terroristas vinculadas a Al Qaeda, según informa el Ministerio del Interior.