Fuentes sindicales han recordado que la propuesta de los trabajadores consiste en ofrecer a la Junta la "cesión libre" de la gestión de los activos de la empresa -que incluyen un terreno de unos 200.000 metros cuadrados de superficie- a cambio de que la Administración regional "se acuerde de ellos" en el futuro si alguna nueva empresa se interesa por dicha infraestructura.

Hasta el día 9 de enero
Una vez se ha informado este martes en asamblea del contenido de la reunión, la plantilla ha decidido "esperar" hasta el día 9 de enero a que la Consejería "se pronuncie" y el consejero, Antonio Ávila, decida "si se reúne con nosotros". Señalan que volverán a retomar o no las movilizaciones en función de lo que ocurra.

Se pronuncie "lo antes posible"
Las mismas fuentes han llamado la atención sobre la necesidad de que la Junta se pronuncie "lo antes posible", ya que en el momento en el que se entre en concurso de acreedores los activos "no podrían cederse a coste cero", ya que se produciría "un agravio" con los demás acreedores.