Ya adelantamos que todo el proceso traumático y con tintes autoritarios que llevó a que Rajoy impusiera a Moreno Bonilla como candidato del PP andaluz podría desembocar en una fractura interna del partido. De momento ha dejado al PP en distintas provincias andaluzas muy dividido y con algunos de sus dirigentes con las espadas en alto.

Trifurcas internas
Pero es que además se están viendo los primeros escarceos de una pelea interna en clave nacional y que tiene su principal protagonista en Esperanza Aguirre. Como informamos desde ELPLURAL.COM la presidenta del PP de Madrid ya reclamó con anterioridad a que se eligiese el precandidato andaluz que fueran los militantes, con su opinión, los que eligieran al líder del PP en Andalucía y que éste no fuera elegido porque “te toque el dedo divino”. Ello obligó a la gran derrotada en Andalucía, Dolores de Cospedal, a contestar a Aguirre reposndiéndole que "yo lo del dedo no lo comparto porque no es verdad”.

Aguirre reitera sus declaraciones críticas con el "dedo divino"
La lideresa ha vuelto a la carga hoy con unas declaraciones muy críticas que viene precedidas de otras de ayer en las que defendió que los procesos de designación de candidatos tengan distintos aspirantes, tal y como sucedió en Baleares o Galicia. Esto se interpretó como una clara alusión crítica al proceso seguido en Andalucía. Aguirre ayer ue más lejos y respondió con un claro pero lacónico "sí" a la pregunta de un periodista en el sentido de que si el "dedo divino" de Rajoy habría actuado para elegir al precandidato en Andalucía

En Andalucía no se han seguido los Estatutos del PP
El temor en otras comunidades a que la elección de los candidatos a las próximas elecciones autonómicas lleven aparejado la actuación del "dedo divino" vista la experiencia andaluza se está extendiendo. En concreto territoriales del PP como Madrid, Murcia o Valencia se sienten amenazadas por ello. La primera en avisar ha sido la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, quien ha afirmado que en el proceso de renovación del PP-A, que ya cuenta con Juan Manuel Moreno como precandidato a la Presidencia del partido, "no se han seguido los estatutos", que son "ley" y donde son los afiliados o militantes los que eligen a los cargos orgánicos.

Servicios de head hunter para elegir candidato
"Hay muchas posibilidades de candidatura en Andalucía", ha señalado Aguirre, quien ha considerado que "las administraciones y la política harían bien, muchas veces, en utilizar los servicios de un head hunter". "No sé si aquí se ha hecho. Supongo que no", ha apuntado la presidenta. Por lo que se ve el que Esperanza Aguirre fuera fichada por una empresa "cazatalentos" ya que el término Headhunting es un método de selección de personal en el que el “headhunter” o “cazatalentos” realiza una búsqueda directa del perfil que le han solicitado sin que el candidato tenga la necesidad de buscar trabajo y se haya dirigido a éste previamente.

Se optan por los más dóciles
Preguntada por el currículum de Moreno y por su posición respecto a los políticos que lo han sido toda la vida, Aguirre ha indicado que ella lo que ha dicho es que la política "no debería llevar a que se suprima la excelencia y la independencia y se opte por lo que son más dóciles".