Las autopsias practicadas por los médicos forenses a los cadáveres de la pareja de unos 60 años de edad hallados este miércoles en su vivienda de la localidad sevillana de El Cuervo han confirmado que la mujer mató con un arma blanca a su compañero y posteriormente se suicidó. Fuentes de la investigación han informado a Europa Press de que los médicos forenses del Instituto de Medicina Legal de Sevilla han practicado las autopsias a los cadáveres este jueves y han llegado a la conclusión, en base al tipo de heridas halladas, que la mujer acabó con la vida de su pareja y posteriormente se quitó la vida. A esta conclusión, según las fuentes consultadas por Europa Press, se ha llegado tanto con las autopsias practicadas como con los datos recabados en el levantamiento de los cadáveres realizados este miércoles. La investigación corre a cargo del equipo de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Sevilla y está dirigida por la juez de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Lebrija, que ha decretado el secreto de sumario sobre las actuaciones. Fue pasadas las 8,00 horas de este miércoles cuando la central operativa de la Guardia Civil recibió el aviso de que una pareja de unos 60 años de edad había sido hallada fallecida, con heridas de arma blanca, en el interior de una vivienda de El Cuervo cercana a la plaza del Gamo. TRES DÍAS DE LUTO OFICIAL Tanto el hombre como la mujer vivían juntos después de enviudar los dos hace ya años y tenían dos hijos cada uno de sus parejas anteriores, según informó a Europa Press fuentes del Ayuntamiento, que decretó decretado tres días de luto oficial. Vecinos de la localidad, de su lado, lamentaron la muerte de la pareja y declararon que era una familia "estupenda". De ella, a la que se apunta como presunta autora de los hechos, destacaron que se encontraba en tratamiento por depresión. LA MUJER, EN ESTADO POR DEPRESIÓN En declaraciones a los periodistas, varias vecinas destacaron que eran "buenas personas", si bien añadieron que la mujer se encontraba en tratamiento por depresión y estaba "muy estropeada". Además, dijeron que ella era "una mujer muy activa". "Eran una familia estupenda, de las mejores que había en el pueblo", aseguraron. Según estas vecinas, en el municipio se comenta que "ella lo ha matado a él", para posteriormente matar al perro que la pareja tenía en común y finalmente acabar con su propia vida. No obstante, no quisieron profundizar en los hechos acontecidos porque "da hasta miedo y pánico" contarlo.