Buena entrevista la que esta mañana le ha hecho Carlos Alsina en Onda Cero a la secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, a quien el entrevistador le ha entrado por todos los flancos es busca de renuncios, contradicciones, incumplimientos o rencores de la expresidenta de la Junta.

Los asuntos más incómodos para Díaz eran los relativos a su relación con Pedro Sánchez, pero la líder andaluza ha aguantado el chaparrón de preguntas de Alsina: ha afirmado que hay “un solo PSOE y está por encima de Pedro o de Susana”; ha asegurado estar “haciendo más campaña que en las autonómicas”; ha anunciado que estará en los actos de apertura de campaña de Sánchez este jueves –“todos los candidatos socialistas han pasado siempre por Dos Hermanas”–; y ha relativizado sus ataques a Sánchez en el debate televisivo de las primarias como propios de un partido que "debate de verdad".

Dos frases

En contra de lo que le atribuye el libro de la periodista de El Independiente Carmen Torres ‘Instinto de poder’, Díaz ha negado haber dicho sobre Pedro Sánchez, tras su derrota en el Comité Federal de 2016, las frases “muerto el perro se acabó la rabia” o “a ese lo quiero muerto”.

Díaz ha asegurado que ella nunca ha hablado así de ningún compañero, y se ha quejado de que se pongan en su boca esas palabras sin “hablar conmigo". Alsina le repreguntó si no habría sido ella quien se negó a hablar con la periodista, pero la entrevistada no pareció aclararlo del todo.

Sí admitió, en todo caso, que en aquel dramático Comité Federal “no se hizo nada bien”, aunque no olvidó poner este paño caliente: “Ningún partido es capaz de sufrir tanto por España como ha sufrido el PSOE”.

"No somos tan listos"

Pero fue en las respuestas a preguntas sobre la gestión del actual Gobierno andaluz de PP y Ciudadanos donde Díaz exhibió más brío y contundencia. Este es el resumen de sus argumentos:

“Han decidido bajar los impuestos a las grandes fortunas, y que su modelo es Madrid. Eso sí, los trabajadores no lo van a notar. Y si aquí en Andalucía ahora el estudiante que aprueba y paga 7 euros por matrícula, ¿pagará como en Madrid 1.600 euros, que es el precio medio que se paga allí? Bueno, cada partido tiene unas prioridades. La derecha está gobernando para los suyos. En la supresión del impuesto de sucesiones, las grandes fortunas andaluzas, que son 300, se ahorrarán 40 millones de euros".

"¿Listas de espera médica ocultas? Que me digan una comunidad, una sola que contabilizara a los pacientes en lista de espera como los ha contabilizado el gobierno andaluz. El Gobierno de España siempre reconoció la veracidad de los datos andaluces: ni nosotros somos tan listos ni los ministros del PP tan tontos como para creerse unos datos falsos. Están falseando datos y poniendo en cuestión a miles de profesionales sanitarios, que son los que hacen las listas de espera. A las empresas de la sanidad privada les irá muy bien [ser contratadas para reducir las listas de espera], asumiendo un tipo de intervención que no requiere estancias largas”.