El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Cádiz, Ignacio Romaní, ha manifestado que el alcalde, José María González, de 'Por Cádiz Sí se Puede' (PCSSP), "debe dejar ya de hacer el ridículo con el acto del segundo puente, porque lleva tres días poniéndose en evidencia". En un comunicado, Romaní ha afirmado que "parece imposible hacer entender a alguien como el alcalde de Cádiz que la noticia que surgió el viernes por la tarde sobre el día de la inauguración es un teletipo de agencia que cita a fuentes del ejecutivo, no un comunicado oficial". Asimismo, ha añadido que "los medios de comunicación de Cádiz preguntan ese mismo día a la diputada nacional y ex alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, y la edil popular, como no podía ser menos, expresa libremente su opinión". A juicio de Romaní, "que todo esto le suponga al alcalde de Cádiz el estado de nervios que está demostrando solo puede deberse a que en este asunto tampoco sabe qué hacer, si alegrarse, si volver al megáfono, si posicionarse a favor o hacerlo en contra". El portavoz del PP ha indicado que "el mismo sábado, ya desde las filas del PP, se le intentó hacer ver que la invitación formal llegaría en su momento y forma, como está establecido en una administración normalizada como el Ministerio de Fomento, y efectivamente hoy mismo ha llegado esa comunicación". Por ello, ha manifestado que "la nueva salida de tono del alcalde este lunes es otra metedura de pata" y ha preguntado "cómo se puede ser tan prepotente para decir que un Jefe de Gobierno rectifica por la indignación de los alcaldes, cuando ya se le indicó que era más que previsible que se les invitara como a cualquier otra autoridad". Finalmente, Romaní ha manifestado que "si González tuviera un mínimo de la cordura institucional que reclama, no le habría dado la bofetada que le dio la semana pasada al gobierno democrático de Chile, negándose a pisar el buque que la presidenta Bachelet, hija de represaliados por Pinochet y víctima en primera persona de la dictadura chilena, mandaba a Cádiz como embajador de ese país hermano". Así, ha añadido que es "muy curioso que en el Esmeralda no quisiera representar a todo Cádiz, apelando a su opinión de partido respecto al buque, y con el Puente de la Constitución de 1812, que ha sido objeto de todo tipo de críticas por parte de 'Por Cádiz Sí se Puede', esté dando la que está dando para, aquí sí, ejercer de alcalde, olvidando lo que su formación ha dicho del puente".