Sentencia insólita de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Córdoba, que ha decretado la pérdida de la custodia de sus hijos, de 10 y 13 años, a un padre que fumaba constantemente delante de ellos. Los niños, sostiene el fallo, "no tienen que aguantar un ambiente cargado de humo" por el tabaquismo sin control de su progenitor.

El tribunal se ha hecho eco así del recurso que había presentado la madre contra una sentencia inicial que fijaba la custodia compartida de ambos progenitores.

La sentencia concluye que la conducta del padre "pone en situación de peligro la salud de los menores de forma absolutamente irresponsable y sin mirar otra cosa que no sea a su adicción".

Según recoge el fallo, fueron los propios menores quienes contaron la situación al tribunal espontáneamente y sin signos de manipulación.