La Junta de Andalucía ha presentado hoy un recurso de alzada contra la aplicación del copago en las farmacias hospitalarias y ha anunciado que la medida no se aplicará en la comunidad "por tener más costes que beneficios económicos" y por ser "una nueva penalización" a la ciudadanía.

90.000 pacientes tendrían que asumir el gasto
La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha informado en un comunicado de que el documento, que se ha entregado en la Delegación del Gobierno en Andalucía, recoge que la medida supone más costes que beneficios y que "pone en riesgo la salud de los pacientes" porque podrían renunciar a sus tratamientos "por no poder hacer frente al pago del mismo establecido por el Gobierno". Según la Junta, para aplicar el copago farmacéutico habría que adaptar todos los sistemas informáticos actuales y establecer un nuevo protocolo de trabajo, por lo que los costes económicos serían elevados. Ha asegurado que no se aplicará esta medida en Andalucía, donde son 90.000 pacientes los que tendrían que asumir el gasto para afrontar su enfermedad.