Un fallo lo tiene cualquiera en cualquier sitio, pero cuando el fallo es de ortografía y el sitio es una campaña institucional de escolarización, la cosa se pone fea y roza el bochorno. Es lo que le ocurrió ayer a la delegada de Educación de la Junta de Andalucía en Córdoba, Esther Ruiz Córdoba, al presentar la campaña de escolarización para el curso 2016/2017 en los centros cordobeses. 'Tierra, trágame', habrá dicho Ruiz al enterarse del error. La portada del documento de presentación de la campaña contenía una clamorosa falta de ortografía, al escribir 'excolarización' donde, obviamente, debía poner ‘escolarización’. La propia Esther Ruiz, que subrayó "el gran trabajo y esfuerzo que realiza la Junta para planificar lo mejor posible el proceso administrativo” para gestionar 147.385 plazas sostenidas con fondos públicos, no advirtió la falta de ortografía, hasta el punto de que esta fue detectada por los medios cuando tomaron imágenes del acto. En casa del herrero, cuchillo de palo, dirán no sin razón algunos. La foto con el garrafal error fue publicada por los periódicos locales Diario Córdoba y Córdoba Hoy.
Otra imagen de la prensa local con falta. // CORDOBA HOY Otra imagen de la prensa local con falta. // CORDOBA HOY

El día anterior la consejera de Educación, Adelaida de la Calle había presentado al Consejo de Gobierno un informe sobre el proceso de escolarización para el curso 2016/17 en Andalucía. Informó de que durante todo el mes de marzo permanecerá abierto el plazo para la presentación de solicitudes de admisión en la red de centros sostenidos con fondos públicos, con un total de 1.467.591 plazas en Educación Infantil (segundo ciclo), Educación Primaria, Educación Especial, Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato. Para el alumnado de 3 años, que se incorpora por primera vez al sistema educativo, la Consejería oferta un total de 96.350 plazas de nuevo ingreso, de las que el 82% corresponden a centros públicos. La titular de Educación destacaba el carácter garantista y transparente del proceso, que permitirá que casi la totalidad de las familias puedan obtener plaza en los colegios e institutos solicitados. En el pasado curso, el 93% obtuvo puesto en el centro de primera opción y el 97,05% lo consiguió en alguno de los pedidos. Las reclamaciones se redujeron al 0,3% de los casos, un descenso que durante los últimos tres años ha sido de un tercio.