En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, Mar Moreno ha indicado que la Junta y el Gobierno central, en este momento, están trabajando para que Andalucía recupere ese déficit de inversor con una fórmula "flexible".

132 euros más
Moreno ha mostrado la satisfacción del Gobierno andaluz porque se ha producido un paso muy importante, como es la cuantificación definitiva en 1.504 millones de euros del déficit inversor de la administración central en Andalucía correspondiente a los años 2008 y 2009. Ha apuntado que se trata de 132 millones de euros más de los que inicialmente había calculado la Junta.

Un título cierto
"Esto ya está certificado por la Intervención General y es un título cierto que avala el derecho de Andalucía para recibir esas inversiones", según ha indicado Moreno, quien ha agregado que de esta forma también se está cumpliendo el Estatuto de Autonomía.

Se ha pasado de un 13 a un 18 por ciento
Ha señalado que hay el reconocimiento de una deuda con Andalucía que garantiza el cumplimiento de las inversiones y un nivel de inversión muy importante.Mar Moreno ha indicado que le llama mucho la atención que el PP diga que se pague ya y que inmediatamente se haga una transferencia a Andalucía, cuando en la etapa del Gobierno de José María Aznar, la inversión del Estado en la comunidad era el 13 por ciento del conjunto del país, algo que con el Ejecutivo del PSOE se ha elevado prácticamente al 18 por ciento.

No recuperaremos los euros
"Andalucía va a recuperar, gracias al Estatuto de Autonomía, que se haya dejado de invertir en relación con esas previsiones de inversión", ha indicado Moreno, quien ha apuntado que todos los euros que se dejaron de invertir con el Gobierno de Aznar "no los vamos a recuperar nunca porque no había ningún título legal para hacerlo y porque era arbitrario del Ejecutivo invertir más o menos".

La importancia de la Disposición Adicional
Ha insistido en que la importancia que tiene la Disposición Adicional Tercera del Estatuto de Autonomía no es solo que garantiza una nivel de inversiones adecuado al de la población de Andalucía, sino que además garantiza esa evaluación y que se cumpla el déficit.