En rueda de prensa Díaz, Trillo ha resaltado que el acuerdo al que se llegó en ese momento -publicado en el Boletín Oficial del Estado según ha recordado el consejero- pasaba por que "el Gobierno demolía el hotel y la Junta restauraba el espacio", facilitando al mismo tiempo una "creación de empleo vinculado al medio ambiente".

"No es la primera"
Por ello ha considerado que las declaraciones del ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, que trasladó a la Junta la potestad para instar a la demolición, suponen una "muestra de desprecio" a los acuerdos entre los gobiernos central y regional, una muestra que, a su juicio, "no es la primera" que se produce.

La sorpresa de Arias Cañete
"Nos llama la atención poderosamente que el ministro haya eludido la responsabilidad apenas dos días después de las elecciones" andaluzas, ha dicho Díaz Trillo, que ha mostrado su sorpresa porque días antes Arias Cañete "en plena campaña dijera que si Javier Arenas gobernaba la demolición sería inmediata".

Nuevo tiempo y nuevo escenario
El consejero ha explicado que en ese momento el proceso "estaba sometido todavía a decisiones judiciales" y ha resaltado que la decisión tomada por el Tribunal Supremo la pasada semana "hace ya inviable e ilegaliza una buena parte del hotel", por lo que "abre un nuevo tiempo y un nuevo escenario".