La Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía ha culminado el propósito de que todas sus viviendas en Sevilla cumplan su función social. La Consejería que dirige Elena Cortés ha adjudicado los 71 inmuebles de protección oficial de promoción pública que tenía en la ciudad, concretamente en el Polígono Aeropuerto. La adjudicación se produce tras pasar las viviendas de venta a alquiler con opción a compra, rebajando además la renta que deben abonar los vecinos y eliminando el requisito de presentar aval.

Un alquiler asequible y en Sevilla ya están adjudicadas
El Plan de Acción de Viviendas Deshabitadas fue presentado por la consejera Elena Cortés el 16 de mayo en el Parlamento de Andalucía. En total, incluía 638 viviendas pendientes de adjudicación en toda Andalucía, 71 de ellas en la capital autonómica. El propósito fundamental del Plan era agilizar la adjudicación de dichas viviendas mediante su paso de venta a alquiler asequible, adaptado a familias con recursos limitados que no pueden afrontar la adquisición de estos inmuebles por la pérdida de poder adquisitivo y por las dificultades para obtener financiación bancaria. En el caso de Sevilla, ese propósito ya se ha cumplido, puesto que 70 de las 71 viviendas no sólo están adjudicadas, sino también entregadas ya a sendas familias. En el caso restante, la familia adjudicataria está preparando la documentación para la firma inminente del contrato para habitar la vivienda, que ha sido adaptada para personas con discapacidad.

Supone unos ingresos de 26.000 euros netos anuales
Todos los inmuebles se localizan en dos promociones de 317 viviendas protegidas que fueron construidas por la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía en este barrio sevillano para destinarlas a familias con escasos recursos. Las familias destinatarias no superan 3,5 veces el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), lo que supone unos ingresos de 26.000 euros netos anuales.