UPyD denuncia haber sido excluida de manera arbitraria de todos los debates organizados entre formaciones políticas antes de las elecciones del 20N y ha recurrido esta decisión primero ante las juntas electorales provinciales y, en segunda instancia, ante la Junta Electoral Central.

Rechazo de los recursos
En su reunión, el organismo ha rechazado todas estas apelaciones defendiendo los criterios utilizados para limitar las organizaciones que podían participar en los debates. En el caso de la Comunidad Valenciana se eligió a las formaciones con representación en el Parlamento autonómico, mientras que en Andalucía a aquellas que obtuvieron mayor número de votos en las generales de 2008 y en Aragón a las que entonces superaron el umbral del tres por ciento.

Recursos ante el TS
Ante esta situación que considera injusta, UPyD ya ha anunciado que prepara recursos para presentar ante el Tribunal Supremo. En esta apelación también tiene previsto incluir el 'debate a cinco' celebrado el pasado miércoles con representantes de PSOE, PP, PNV, CiU e IU.

Debate a cinco
La formación magenta denunció no poder participar en el debate por no tener grupo parlamentario propio, condición esgrimida por TVE para elegir a los participantes, cuando en 2008 obtuvo tan sólo 49 votos menos que el PNV. 
En su momento, la Junta Electoral defendió la elección de fuerzas en función del grupo parlamentario alegando que era un criterio objetivo, si bien admitió que se podrían aceptar otros. De hecho, el organismo arbitral primó el número de votos cuando tuvo que decidir si IU-ICV o ERC, que tiene más diputados, se sentaban en el 'debate a cinco'. Precisamente ese argumento del organismo arbitral será utilizado por UPyD a la hora de recurrir ante el Tribunal Supremo su exclusión del 'debate a cinco'.