El consejero de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía, Emilio de Llera, ha puesto de manifiesto que "la crisis y los recortes no son excusa para abandonar a los inmigrantes y permitir su marginación y exclusión", por lo que "hay que evitar que esta crisis sirva de pretexto para la desigualdad y la discriminación y para generar la xenofobia y el racismo".

Necesidad de reforzar la defensa de un colectivo vulnerable
Durante una entrevista concedida  Emilio de Llera ha apostado por la "necesidad de reforzar la defensa de un colectivo vulnerable", evitando así "el riesgo de abrir la puerta al racismo y la xenofobia", punto en el que ha mostrado su sorpresa por las medidas que, en este campo, está adoptando el Gobierno de Mariano Rajoy.

Oposición frontal
En este sentido, el consejero andaluz de Justicia e Interior ha mostrado su oposición "frontal" a dejar sin asistencia sanitaria a los 'sin papeles', "creando así un problema de salud pública", tras lo que se ha referido también al hecho de que el Gobierno central "haya anulado la instrucción para la valoración del informe de esfuerzo de integración" que realizan los inmigrantes de cara a la obtención del permiso de residencia.

En Andalucía lo vamos a seguir haciendo
"Aunque Madrid haya dicho que no, aquí en Andalucía lo vamos a mantener y lo vamos a seguir haciendo", según ha subrayado el consejero del ramo, quien también se ha referido al "recorte" del Estado al fondo de cooperación para el fomento de la integración que mantenía con las comunidad, pues "lo han dejado a cero, abandonando a las comunidades en estas políticas".

Hay inmigrantes e inmigrantes
Ha insistido en que el Gobierno central "ha vaciado esta bolsa de dinero que aportaba a las políticas de integración de inmigrantes de Andalucía; es más, de boca de la propia ministra, dijo que los inmigrantes no quieren integrarse". "Creo que eso no es verdad, aunque hay inmigrantes e inmigrantes", ha señalado.

Los más vulnerables sufren las consecuencias
Así, ha dicho que "hay muchos inmigrantes que se esfuerzan por integrarse y permanecer en nuestro país, pues ya han generado lazos afectivos, han formado familias y han tenido hijos que son españoles", por lo que "a esta gente hay que ayudarla; no puedes permitir que como hay poco dinero, sólo se reparta entre unos pocos mientras los más vulnerables y desgraciados sufren las consecuencias de la crisis".

"Se está bajando la guardia"
A su juicio, "se está bajando mucho la guardia" en este tema, "y eso me preocupa", ya que "España siempre ha sido un país de acogida, pero si ahora empezamos a emitir mensajes racistas y xenófobos, éstos pueden ser realmente peligrosos para la cultura de la inmigración que ha habido siempre en este país".

Muchos de nuestros mayores fueron inmigrantes
"No se puede olvidar que muchos de nuestros mayores fueron emigrantes en otros países, por lo que algo que siempre se ha visto con normalidad no puede deteriorarse por este tipo de política", ha concluido Emilio de Llera.