El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio Ávila, ha estimado que a Andalucía le corresponden un mínimo de 8.700 millones de euros del nuevo marco comunitario de ayudas de la Unión Europea 2014-2020, que previsiblemente será aprobado en la primera semana de febrero por el Consejo Europeo. Ávila ha expresado el apoyo de la Junta al Gobierno de España en la defensa de los intereses de Andalucía.

Andalucía será considerada en el nuevo marco como región de transición
Con el planteamiento que llega al Consejo Europeo, Andalucía será considerada en el nuevo marco como región de transición, categoría que englobará a las situadas entre el 75 y el 90% de la renta media per cápita de la Unión Europea. Para estas regiones se conformará una red de seguridad de fondos cuya dotación es clave para los intereses de la comunidad autónoma.

Correción de algunas incoherencias
Ávila ha explicado que las dotaciones adicionales de 2.800 millones de euros que se asignaron a España en el Consejo Europeo del pasado mes de noviembre pueden contribuir a que éste corrija algunas de las incoherencias que generaba la situación anterior. En este escenario, ha defendido la propuesta de la Comisión Europea, apoyada por la Eurocámara y el Comité de las Regiones, para que las regiones de transición se queden, como mínimo, con dos tercios de los fondos que perciben en el marco de 2007-2013 frente al 60% que prevé la última versión del documento de negociación del Consejo.

Tiene que recibir un mínimo de 8.700 millones
Con esta proposición, Andalucía tiene que recibir un mínimo de 8.700 millones, cómputo en el que no se tiene en cuenta la financiación europea para la Política Agrícola Común (PAC) y el Feader. Andalucía recibiría así más de mil euros por habitante, lo que la convertiría en la segunda comunidad autónoma en intensidad de ayuda per cápita. La estimación realizada por la Junta supone una pérdida de 4.000 millones de euros para la comunidad autónoma respecto al periodo 2007-2013.

El Gobierno ha de respetar los mismos criterios en el reparto interno de los fondos
Entre las líneas marcadas por el consejero andaluz sobre la negociación de los fondos europeos de los próximos cuatro años destaca su defensa del principio de adicionalidad regional, según el cual las aportaciones de fondos de la Unión Europea no pueden ser sustitutivas de la inversión del Estado miembro en cada territorio. En este sentido, Ávila considera que el Gobierno ha de respetar los mismos criterios en el reparto interno de los fondos en España que los utilizados por la Unión Europea.

Que no se produzca un aumento desproporcionado de la tasa de cofinanciación
Del mismo modo, Ávila ha solicitado que pueda certificarse el IVA para que no se produzca un aumento desproporcionado de la tasa de cofinanciación, que se active la prefinanciación de la Autoridad de Gestión y ha expresado su rechazo a que se puedan reasignar recursos entre regiones.

Declaración con responsables autonómicos de Galicia y Castilla-La Mancha
Por último, el consejero de Economía ha anunciado que el lunes 4 de febrero se adherirá en Madrid a una declaración con responsables autonómicos de Galicia y Castilla-La Mancha, regiones que como Andalucía han abandonado el grupo de las Menos Desarrolladas y que rechazan una ruptura abrupta de la aportación de fondos estructurales en el marco 2014-2020.

Apoyo "expreso y claro" al Gobierno de España
Ávila ha subrayado su apoyo "expreso y claro" al Gobierno de España para que defienda los intereses de Andalucía en la negociación que se retoma en las instituciones europeas.