La consejera para la Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, ha calificado hoy de "falta de respeto" a los educadores las manifestaciones del obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, en relación a que "algunas escuelas de Secundaria" incitan a la fornicación "dentro de los programas escolares".

"Falta de respeto a los profesionales"
En declaraciones a los medios de comunicación en Almería, Navarro ha advertido de que no conoce "ningún profesor o profesora que se vaya a dar una clase e intente con ello pervertir a nadie" y ha insistido en que este tipo de manifestaciones suponen "faltar al respeto a muchos profesionales del ámbito educativo que están simplemente ormandointegralmente a nuestros hijos e hijas".

Volviendo al siglo XVIII
"Cuando escucho eso creo que estamos volviendo al siglo XVIII, y realmente creo que tienen que ocuparse de otras muchas cosas, y me parece que (las manifestaciones) son muy poco acertadas, por ser suave". Para Navarro, "no se puede estar condenando permanentemente a la sociedad en su conjunto, a los medios de comunicación, y a cualquier otro estamento que no diga única y exclusivamente" lo que "piden" los responsables de la jerarquía eclesiástica.

Responsables"un poquito tibios"
Además, ha lamentado que estos responsables, "especialmente algunos de ellos", se hayan mostrado "un poquito tibios" cuando se les ha pedido "que condenen de manera total y absoluta la violencia" y los casos de pederastia. "Yo creo que hay que ser un poquito más contundentes cuando se trata de cuestiones que son delitos", ha remarcado la consejera.


Manifestaciónes del obispo
El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, manifestó ayer en su carta semanal que la incitación a la fornicación "es continua" en los medios de comunicación, en el cine, en la televisión, "incluso hasta en algunas escuelas de Secundaria, dentro de los programas escolares".