El Gobierno andaluz ha tildado hoy de "arriesgado" que se ponga "en tela de juicio" el comportamiento de la exministra y exconsejera Magdalena Álvarez, imputada en el caso de los 'ERE's', y ha recalcado que hay que "preservar" la presunción de inocencia y "dejar trabajar a la Justicia".

"Análisis interno" de los servicios jurídicos del BEI
El portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, se ha referido de esta forma, a preguntas de los periodistas, a las declaraciones del ministro de Economía, Luis de Guindos, quien desveló ayer que hay en marcha un "análisis interno" de los servicios jurídicos del Banco Europeo de Inversiones sobre la situación de su vicepresidenta, la exministra Magdalena Álvarez, imputada en el caso de los 'ERE' fraudulentos.

"Prudencia" y que "aplique la misma receta"
"Hay que apelar a la prudencia, se trata de una persona que tiene todos sus derechos constitucionales salvaguardados y hay que preservar esa presunción de inocencia", ha replicado Vázquez, que ha considerado "arriesgado" poner "en tela de juicio" un comportamiento político "de manera previa". Ha pedido, en este sentido, que se deje "trabajar a la Justicia" en éste y en todos los ámbitos. El portavoz del Gobierno andaluz ha aprovechado para pedir al ministro que traslade ese mismo planteamiento al PP para que "aplique la misma receta" a todos "los cargos que tiene imputados" a escala estatal y también autonómica.