La consejera de Obras Públicas y Vivienda, Josefina Cruz Villalón, mostró su deseo de que la Unesco reciba explicaciones "contundentes" sobre la conveniencia de la torre por parte del Ayuntamiento, según informa El Correo de Andalucía, porque a nadie le gustaría que el organismo internacional entendiera que hay un impacto visual sobre el casco histórico como para quitarle la consideración de Patrimonio de la Humanidad.

Línea ambigua de Zoido
Sin embargo, el alcalde se mantuvo en su línea ambigua y sólo pidió a la Unesco "celeridad" para resolver las "incertidumbres que hay, porque en Sevilla queremos cumplir con la legalidad vigente y no poner en riesgo la declaración de Patrimonio de la Humanidad", apostilló.

Componentes de la delegación
La delegación la forman el experto del Centro de Patrimonio Mundial de la Unesco José Aguiar y Elvira Petroncelli, miembro de Icomos, órgano asesor. A ambos le acompañan un representante de la Junta y otro del Ministerio de Cultura. Todos visitaron las obras y, antes, Cajasol les expuso cómo el proyecto dio solución al planeamiento urbanístico de la zona.