El Consejo de Gobierno ha autorizado la realización de operaciones de endeudamiento, por un importe máximo de 632,32 millones de euros, para financiar el mecanismo extraordinario de pago de facturas pendientes a proveedores, acordado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrado en marzo de 2012.

Con anterioridad al 31 de mayo
Esta cantidad permitirá cubrir el primero de los dos tramos en que se articula la tercera fase de este plan, destinada específicamente a hacer frente a las obligaciones de pago de la Administración en los conciertos sanitarios, educativos y de servicios sociales; las subvenciones para investigación, desarrollo e innovación, y las transferencias de recursos a las entidades locales y las universidades. Se incluyen en esta nueva fase las obligaciones vencidas, líquidas y exigibles con anterioridad al 31 de mayo de 2013 y, por primera vez, las adquiridas por las universidades públicas andaluzas y las transferencias a entidades locales. Al igual que en anteriores fases, las operaciones de endeudamiento aprobadas son préstamos bancarios gestionados por el Instituto de Crédito Oficial a un tipo de interés fijo, aún por concretar.

Liquidadas en el primer tramo
En el primer tramo de esta nueva fase se liquidarán 70.174 facturas pertenecientes a 22.267 proveedores. De ellas, el 59,9% corresponde al ámbito sanitario, el 6,6% a educación, el 6,3% a servicios sociales, y el 27,2% a diversas materias. En el segundo tramo, todavía con datos provisionales, Andalucía dispondrá de 1.647,8 millones para atender el pago de facturas.

Mecanismo extraordinario
De acuerdo con las previsiones para las tres fases, Andalucía participará en el mecanismo extraordinario de financiación con un volumen total de 4.975,8 millones de euros en sus tres fases. Esta cifra la sitúa como la tercera comunidad autónoma receptora de estos fondos, pese a ser la de mayor población y presupuesto de España, por detrás de Valencia (7.596,6 millones de euros) y Cataluña (6.452,9 millones). Conforme a las cantidades asignadas hasta ahora, la Junta tendrá que devolver el préstamo con unos intereses que se calculan provisionalmente en unos 1.400 millones de euros.

Un 3,55 del PIB
Tomando como referencia las tres fases, el pago a proveedores por este mecanismo representa el 3,55% del Producto Interior Bruto de Andalucía, porcentaje muy inferior al de comunidades como Castilla-La Mancha (10,98%), Valencia (7,6%), Murcia (6,47%) y Baleares (4,76%). En relación con la población, Andalucía recibe 591 euros por habitante, frente a la media nacional de 733 euros y por debajo de Castilla-La Mancha (1.893 euros), Valencia (1.488 euros), Murcia (1.203 euros) y Baleares (1.147 euros).