La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha apelado a la sensibilidad de las corporaciones locales para contrarrestar los efectos que tendrá la reforma de la Administración Local decidida por el Gobierno de España. Sánchez Rubio se ha comprometido a trabajar de la mano de las entidades locales para evitar retrocesos en la prestación de los servicios sociales, en los que es esencial el concepto de proximidad y cercanía.

Paliar los efectos negativos de la reforma local
Durante una visita a Jódar (Jaén), donde la consejera ha recorrido las nuevas instalaciones del centro de servicios sociales comunitarios cofinanciadas entre la Junta, la Diputación y el Ayuntamiento, Sánchez Rubio ha alertado sobre los efectos de la reforma de la Administración Local que prevé el Ejecutivo central. La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha valorado la colaboración entre las distintas administraciones con la que, en su opinión, se demuestra que invertir en políticas sociales cercanas a la gente y lideradas por su propio ayuntamiento, no sólo es posible, sino que es lo más importante en el momento actual, fundamentalmente para intentar paliar los efectos negativos de la reforma de la administración local prevista por el Gobierno de España.

8 de cada 10 euros para políticas sociales
Sánchez Rubio ha recordado que 8 de cada 10 euros del presupuesto andaluz para 2014 está dedicado a políticas sociales y ha subrayado que "ni los gobiernos locales ni la población andaluza están dispuestos a dejarse arrebatar los avances logrados en igualdad, educación, sanidad, servicios sociales o dependencia.