Estos organigramas se adaptan al objetivo central de mejorar y aumentar la eficiencia del sector público administrativo de la comunidad autónoma, tras la reorganización establecida en el Decreto del Presidente del pasado 5 de mayo, que redujo de 13 a 11 el número de consejerías.

Reorganización de las nuevas estructuras
Las nuevas estructuras corresponden a las consejerías de la Presidencia e Igualdad; Administración Local y Relaciones Institucionales; Justicia e Interior; Economía, Innovación, Ciencia y Empleo; Fomento y Vivienda; Agricultura, Pesca y Medio Ambiente; Salud y Bienestar Social; Turismo y Comercio, y Cultura y Deporte.

Aún sin contar con los departamentos que quedan
La consejera de la Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, ha explicado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que aún sin contar los dos departamentos que quedan pendientes (Educación y Hacienda y Administración Pública) y la reforma de la Administración periférica, la reorganización aprobada hoy supone una reducción del 16 % en el número de altos cargos en servicios centrales respecto al inicio de la anterior legislatura en 2008.

Un impacto económico
Estos puestos, que integran el personal nombrado por el Consejo de Gobierno, pasan de 189 a 159, ha indicado la consejera, que ha precisado que incluyendo el personal eventual de los gabinetes la reducción supone un impacto económico de casi cuatro millones de euros en el capítulo 1 de gastos del Presupuesto de la Junta. En relación con la estructura anterior a la formación del nuevo Gobierno, esta reducción se cifra en un 9,3 % y un ahorro de 1,6 millones de euros.

Compromiso del Gobierno
Díaz ha destacado que la decisión está vinculada al compromiso del Gobierno de adelgazar la administración, pero se ha mostrado convencida de que ésta ganará en "austeridad, eficiencia y eficacia y operatividad".

"Desmonta el discurso falso del PP"
Por ello, ha sostenido que esta decisión "desmonta el discurso falso del PP de que la administración andaluza es mantodóntica" y ha recalcado que es "mucho menos costosa" que otras al suponer unos 6.800 euros por habitante y año, frente la media española de más de 10.000 euros.

Reducción de la estructura periférica
A finales de junio, el Consejo de Gobierno aprobará la reducción de la estructura periférica de la administración andaluza, un organigrama que prevé un recorte del 50 por ciento sobre el actual. Así, concentrará en cinco grandes áreas, además de un delegado de la Junta por provincia, la reducción de la estructura periférica de la administración andaluza.  El compromiso es que la estructura periférica quede compuesta por la figura del Delegado del Gobierno de la Junta con sus labores de coordinación y nuevas competencias y, junto a ellos, cinco delegados territoriales por provincia.

Los delegados ocuparán distintas áreas
Según la consejera de la Presidencia, los delegados ocuparán las áreas de Asuntos Económicos y Empleo; Educación, Cultura y Deportes; Fomento, Infraestructuras del Transporte y Turismo; Salud y Políticas Sociales y Agricultura, Pesca, Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

49 cargos directivos
En total 49 cargos directivos (seis delegados por provincia) más el subdelegado del Campo de Gibraltar, en una estructura que concentra funciones tras la reducción de las consejerías de la Junta de trece a once departamentos. "Todas estas medidas van a permitir que el conjunto de la administración autonómica haya reducido en torno a un 30 por ciento el número de altos cargos en relación a la pasada legislatura", ha destacado Susana Díaz.