La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil considera que varios exaltos cargos del sindicato UGT-A habrían cobrado "sobresueldos", refiriéndose en concreto al exvicesecretario de Relaciones Laborales y Política Institucional de UGT-A Dionisio Valverde y a la exsecretaria de Empleo y Formación de UGT-A Pepa Castillejo. En el atestado elevado al juez de Sevilla que investiga un posible fraude en subvenciones por parte de UGT-A mediante facturas falsas, al que ha tenido acceso Europa Press, los agentes llegan a esta conclusión tras analizar la información contenida en un disco duro intervenido en un equipo informático de Soralpe I más P Asociados, una sociedad mercantil propiedad "en su totalidad" de UGT-A. Los agentes explican que uno de los archivos encontrados está estructurado en numerosas pestañas relativas a proveedores, presupuestos, caja, 'rápel' y 'envíos Tourline', y en las cuales además se hace referencia a Spyro, "un software de gestión contable cuya finalidad es casar la doble realidad contable de UGT-A, por una parte la llevada a cabo por el Departamento de Contabilidad y por otra el Departamento de Justificación y Compras". En la pestaña relativa a caja, la UCO relata que existen dos columnas que hacen referencia al 'debe' y al 'haber', y dentro de esta denominación donde se reflejan las salidas de dinero de esta caja, "con el concepto 'anticipo a justificar' y en relación" al exvicesecretario general de Administración y Recursos Humanos de UGT-A Federico Fresneda, "encontramos salidas de dinero mensuales por valor de 2.000 euros, ascendiendo el total a 16.100 euros". Además, el exvicesecretario de Relaciones Laborales y Política Institucional de UGT-A Dionisio Valverde "percibe mensualmente 1.000 euros, llegando a un total de 8.700 euros", siendo "especialmente singular el concepto 'anticipo a justificar viaje a Atenas'", mientras que la exsecretaria de Empleo y Formación de UGT-A Pepa Castillejo "también figura en este cuadro con salidas mensuales de 1.000 euros, hasta un total de 8.000 euros". Los agentes añaden que, en la pestaña denomina Siosa --uno de los proveedores "de confianza" de UGT-A--, "nuevamente se observan importes de 1.000 euros cada uno cuyo concepto es 'anticipo a justificar', que hace referencia a Pepa Castillejo y a Dionisio Valverde, lo que a juicio policial podría tratarse de sobresueldos". "Se han localizado pagos mensuales en 2011 a Federico Fresneda, a Dionisio Valverde y a Pepa Castillejo", dicen los agentes de la Unidad Central Operativa, que ponen en relación esto con lo afirmado el 14 de enero de 2014 por el que fuera responsable de Compras del sindicato, José Miguel Galdeano. Así, Galdeano declaró que "los miembros de la Comisión Ejecutiva Regional cobraban una serie de cantidades que oscilaban entre los 900 y los 3.000 euros... mensualmente y que variaba en función de las personas, siempre por las mismas cantidades" y que "normalmente todas las personas cobraban 900 euros a excepción de dos personas, Ana Pérez Luna y Federico Fresneda, que cobraban alrededor de 1.500 euros". "También se han observado otros pagos de un importe menor bajo el mismo concepto de 'anticipo a justificar' a Ana Pérez Luna, María Navarro, Roberto Marín, Amara Caraballo, Germán Domínguez, Paco León y María Luisa Lucas", señalan los investigadores de la UCO en el atestado entregado al juez instructor. En el caso UGT-A, el juez mantiene imputadas a un total de 18 personas, entre ellas el propio Federico Fresneda, y los ex secretarios generales del sindicato Manuel Pastrana y Francisco Fernández Sevilla.