Según el fiscal, el juez actuó de una manera "imprudente o negligente", toda vez que "obvió sin la suficiente consistencia la realización de algunos elementos de prueba como la audiencia del ministerio fiscal, de la madre e, incluso, del padre".

Más de 48 horas sin saber el paradero
Se trata del caso del menor al que se le prolongó la custodia para que acudiera a una procesión de la Madrugá sevillana en la Semana Santa de 2010. La madre, que estuvo más de 48 horas sin saber el paradero de su hijo, declaró ayer. Dijo que ni se oponía a que el niño saliera en la procesión ni entiende por qué no se le notificó el cambio de la tutela.

Quiso garantías por escrito
Rosario Hinojosa asegura que nunca fue objeto de discusión con su exmarido el hecho de que su hijo saliera en la Hermandad del Silencio. Pero al tratarse de una Hermandad que no permitía la presencia de mujeres y, dado que a ella le correspondía la custodia del menor ese día, quiso tener garantías por escrito.

Nuevo frente
Lo que fue aprovechado por su marido y su amigo, el letrado Joaquín Moeckel para abrir un nuevo frente entre la pareja. En su declaración la madre se preguntó por qué el Juez Serrano dictó un auto que rompía con la custodia pactada y, sobre todo, por qué no se le comunicó que el niño iba a permanecer 24 horas más con el padre.

Días festivos
Sobre este hecho la secretaria judicial adscrita al juzgado de Serrano, ha declarado que notificó al abuelo el auto del juez pero que no envió por urgencia la comunicación a la madre porque eran días festivos. hoy finalizará el proceso con las conclusiones de las partes.