Polémica en Granada en torno a un programa que imita al espacio televisivo 'Mujeres, hombres y viceversa' en el están participando menores de edad que buscan pareja entre un grupo de aspirantes. Ante la gravedad de los hechos, la Consejería de Igualdad y Políticas sociales ha anunciado que la Junta de Andalucía abrirá una investigación ya que el uso de la imagen de menores es un delito.

La consejera María José Sánchez Rubio ha admitido que no conoce la página, aunque ha asegurado que, "además de las diligencias que abra la Fiscalía, desde la Consejería" se va analizar "en profundidad" por "doble materia": por la vertiente "de igualdad" y, "sobre todo, por la protección de menores, que es competencia" del departamento que dirige.

"No se puede utilizar a los menores y las menores en ninguna circunstancia para este tipo de cosas. Y, desde luego, les voy a decir: vamos a ser contundentes. La imagen de las menores jamás se puede utilizar. Es un delito", ha remarcado la titular de Igualdad y Políticas Sociales.

El programa, denominado 'Granadinos y Granadinas y Viceversa, está teniendo un considerable eco en Internet con más de 100.0000 visitas hasta el viernes y su idea central es ayudar a que los adolescentes encuentren pareja. En los vídeos aparecen menores granadinos de entre 15 y 23 años, para lo cual ello retransmite a través de la red romances, enfrentamientos y también algunos datos personales y pertenecientes al ámbito privado. Según publica el diario ideal, la Fiscalía habría encargado un informe a la policía sobre los vídeos colgados en Internet. La ley de protección de la infancia y la adolescencia, recientemente reformada, protege la imagen de los menores aunque estos y sus padres den su consentimiento para aparecer en los medios de comunicación. Los promotores de la idea advirtieron a los menores de edad que debían acudir al casting con el carnet de identidad y un permiso por escrito de los padres, pero la investigación determinará si se ha infringido la ley del menor. La primera grabación apareció en la red el 25 de agosto y acumula ya más de 100.000 reproducciones. La presencia de estos menores podría suponer una intromisión ilegítima en su intimidad, honor o reputación, incluso si consta el consentimiento del menor o de sus representantes