La Fiscalía de Málaga ha incoado diligencias de investigación para esclarecer si las declaraciones sobre la homosexualidad hechas por Fernando Sebastián, el nuevo cardenal español que reside en la capital malagueña, son constitutivas de infracción penal.

Tras la petición presentada por la Confederación Española de Lesbianas
El ministerio público toma esta decisión tras la petición presentada el pasado 23 de enero por la Confederación Española de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (Colegas), en la que solicitaba, además, una rectificación "inmediata" por parte del nuevo purpurado.

La primera vez que este tipo de declaraciones no son archivadas y desestimadas
El presidente regional de Colegas, Antonio Ferre, ha celebrado la apertura de estas diligencias y ha hecho hincapié en que "se trata de la primera vez que este tipo de declaraciones de miembros de la jerarquía católica no son archivadas y desestimadas rutinariamente".

Constituye una clara incitación al odio y a la discriminación
Sobre lo dicho por el cardenal Sebastián, ha indicado en un comunicado que "atenta contra la legislación española que protege como derecho fundamental la dignidad y la no discriminación en el artículo 18 y 14 de la Constitución española y constituye una clara incitación al odio y a la discriminación, comportamientos penados en el vigente Código Penal, en su artículo 510".

De nada sirve un "comunicado del Obispado de Málaga"
Así, Ferre ha precisado que "de nada nos sirve un comunicado del Obispado de Málaga achacando estas palabras a un malentendido". "No deben hacerse este tipo de declaraciones impunemente, sobre todo cuando provoca aún mucho dolor y desazón en muchas personas", ha manifestado."La libertad de expresión no puede ser por más tiempo usada para atacar y menospreciar a una parte importante de la sociedad, que lleva mucho tiempo luchando contra la discriminación, los ataques y las injurias", ha aseverado.

Animan a denunciar los hechos de homofobia
Por ello, ha reiterado que "no se debe menospreciar y menos dejar impunes los numerosos hechos de homofobia y transfobia que sufre nuestro colectivo", ante lo que ha animado a denunciar cualquier tipo de ataque o situación discriminatoria. "Las leyes están para ser usadas y aún hay muchos LGBT que tienen miedo de exigir sus derechos y denunciar", ha advertido Ferre.

Los tres grupos políticos manifestaron su "total desacuerdo"
Entre las críticas a las declaraciones del cardenal, se encuentran las del Pleno del Ayuntamiento de Málaga, que el pasado 30 de enero, por unanimidad de los tres grupos políticos --PP, PSOE e IU--, aprobó una moción manifestando su "total desacuerdo", algo que fue cuestionado por el Obispado.