Así lo solicitará en el juicio que tendrá lugar este lunes a las 10,00 horas en el Juzgado de Primera Instancia 8 de Granada, donde el pasado 10 de enero se celebró una audiencia previa para fijar la cantidad en la que las partes implicadas no alcanzaron un acuerdo. Por esa razón se fijó una vista oral en la que la familia defenderá que Cervilla murió a consecuencia del atropello, no porque él lo propiciara, sino por responsabilidad de los mencionados.

Sobreseimiento del Juzgado
La demanda fue planteada por los familiares del piquetero por la vía civil después de que el juez instructor del caso en lo Penal, el de Instrucción 6 de Granada, sobreseyera el caso al no contemplar dolo ni imprudencia en lo ocurrido. El auto fue recurrido ante la Audiencia Provincial, que volvió a rechazar que existiera delito, por la familia, que también llegó a pedir también amparo al Tribunal Constitucional.

Homicidio por imprudencia, según los familiares
Sus familiares han mantenido siempre que lo ocurrido fue un caso de homicidio por imprudencia grave pese a los distintos pronunciamientos judiciales y ahora confía en que "al menos" la indemnización solicitada sea concedida "para resarcir el daño".

Arrollado y arrastrado por una furgoneta
La muerte de Cervilla, miembro de un piquete informativo durante la huelga nacional de transportes, se produjo en la tarde del 10 de junio de 2008, cuando fue arrollado al intentar impedir que una furgoneta descargara en MercaGranada, en Atarfe. Cuando el vehículo aminoró la marcha, se enganchó a su ventanilla, tras lo que fue arrastrado hasta impactar su cuerpo contra un muro de protección en la carretera.

Protestas
Cientos de transportistas se manifestaron entonces por las calles de la capital y se concentraron en MercaGranada y en La Venta de La Nava en recuerdo a su compañero. También marcharon a Peligros a su funeral, al que asistieron unas 500 personas.