El PP opina que la propuesta "en ningún caso mejora la calidad de vida de los sevillanos", mientras que VOX piensa que Podemos que busca nada menos que "la islamización de España". Y todo porque la candidata de Podemos a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Teresa Rodríguez, ha repetido este jueves lo que su partido viene diciendo desde hace tiempo: que apuesta por la "titularidad pública" de bienes patrimoniales como la Mezquita-Catedral de Córdoba o la Giralda de Sevilla, aunque con "respeto" al culto religioso que la Iglesia Católica tiene en algunos de ellos. La idea además la comparten con más o menos matices tanto Izquierda Unida como el Partido Socialista, en desacuerdo con el hecho de que la Iglesia estén registrando a su nombre monumentos históricos que con patrimonio del Estado y cuyo mantenimiento y conservación solo son, además, posibles gracias a los presupuestos públicos. "Apostamos claramente por titularidad pública de los bienes patrimoniales que son públicos", ha defendido la candidata en una entrevista el la Cadena Ser, recogida por Europa Press, donde también ha defendido que es "necesario" implementar medidas de "transparencia" acerca de las inmatriculaciones que se realizaron a partir de la reforma de José María Aznar y que "permitió que muchos bienes públicos se convirtieran en privados de la Iglesia". SEMANA SANTA: LO QUE DICE PODEMOS  En esa línea, ha defendido que Podemos quiere saber cuáles son y qué impacto en términos culturales y financieros ha tenido para la gestión del patrimonio común. Preguntada por el asunto de someter a referéndum la Semana Santa, Rodríguez ha dicho que ésta "tiene un amplio consenso" y que Podemos "no pregunta a la ciudadanía por lo que tiene consenso". Al respecto ha dicho que, en este sentido, su formación apuesta por "salvaguardar el ejercicio de esas expresiones que forman parte de identidad del pueblo". "Es igual que en Córdoba, que tenemos una Mezquita-Catedral y no solo una Catedral, es cuestión de sentido común, al margen de que su uso no sea solo turístico sino también religioso", ha concluido. Cabe destacar que el programa de Podemos incluye en el apartado relativo a la regeneración social a través de la cultura y la sociedad de conocimiento su apuesta por "reforzar el carácter público y común de los bienes patrimoniales de propiedad pública y privada, recuperando como bienes públicos las inmatriculaciones de patrimonio realizadas por la Iglesia católica como la Mezquita de Córdoba o la Giralda". El mismo, también promete "auditar las donaciones y usufructos a entidades privadas durante los últimos años, valorar su utilidad o perjuicio público e iniciar procesos de restitución". SEMANA SANTA: LO QUE DICE EL PP QUE DICE PODEMOS El portavoz del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Sevilla Francisco Pérez (PP), ha criticado el "desconocimiento sobre la realidad" de la capital andaluza que asegura que tiene Podemos, advirtiendo de que se encuentra "alejada de las necesidades" de la ciudadanía la propuesta sobre la "titularidad pública" de esos bienes patrimoniales. A este respecto, Pérez ha indicado que los sevillanos "no quieren políticos que creen polémicas sobre cosas que funcionan", ya que asegura que lo que quieren es "mejorar su futuro", teniendo en cuenta que esta propuesta "en ningún caso mejora la calidad de vida de los sevillanos". Así, insiste en que "los dos únicos temas concretos sobre Sevilla en los que ha opinado son poner en cuestión la Semana Santa y hablar sobre la Giralda", lo que considera "muy clarificador y define a la perfección el desconocimiento de esta formación sobre la realidad de Sevilla y de los sevillanos". ESPAÑA: LO QUE DICE VOX QUE QUIERE PODEMOS Ante la propuesta de Podemos de integrar en el patrimonio público la torre de la Giralda de Sevilla,  Vox ha acusado a Podemos que buscar "la islamización de España" y ha asegurado que España es un país de "identidad católica". El presidente de VOX, Santiago Abascal, y el candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía por esta formación política, el exjuez de familia Francisco Serrano, a los que han acompañado otros miembros de la candidatura de VOX al Parlamento de Andalucía como Cristina Peláez, Diego Romero y María José Piñero, han defendido públicamente "la identidad católica de España y algunos símbolos como la Giralda de Sevilla o la Mezquita Catedral de Córdoba frente a los ataques de Podemos". El presidente de VOX considera que "no es casualidad la petición de Podemos, no es pasión por lo público lo que hay detrás de la propuesta de expropiación de la Giralda, ni siquiera es únicamente odio a la identidad católica de los españoles, es obediencia a sus amos de Irán", que a juicio de Santiago Abascal "tienen una agenda oculta que persigue la islamización de España". Abascal recuerda que Hispan TV es una televisión iraní que ha dado amplia cobertura a Pablo Iglesias y que éste ha afirmado que comparte "enemigos comunes con Irán". Santiago Abascal afirma además que "ahora sabemos cuáles son esos enemigos comunes: los españoles y su identidad". El dirigente de VOX afirma que su formación política "no quiere una España con burkas, no quiere una España en la que las mujeres no puedan conducir, en la que los hombres tengan que arrodillarse no por voluntad propia, sino obligatoriamente cinco veces al día mirando a La Meca; no queremos que se expropie la Catedral para que fundamentalistas islámicos arrojen homosexuales desde la torre o que los ahorquen". Abascal sostiene que VOX "quiere una España en libertad y por eso VOX defenderá en el Parlamento de Andalucía y en todas las instituciones la identidad católica de España". Por su parte Francisco Serrano, candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía por VOX ha asegurado al respecto de la propuesta de Podemos de expropiar La Giralda, que resulta "lamentable" tener que defender públicamente un "símbolo tan importante como la Semana Santa". "Resulta penoso y esperpéntico -denuncia- los ataques populistas contra la base de nuestra cultura, de nuestras tradiciones y de nuestra propia esencia como sevillanos" lamenta el candidato a la presidencia quien entiende que con La Giralda, al igual que con la Semana Santa "no se juega".