Según una nota enviada por la Coordinadora LGTB Girasol, la asignatura Educación para la Ciudadanía fue acogida con gran aceptación por el tejido social LGTB, a pesar de la controversia que iniciaron los partidos e instituciones más conservadores como el Partido Popular o la Iglesia Católica. El nuevo ministro de Educación José Ignacio Wert anunció en rueda de prensa la eliminación y sustitución de esta asignatura por otra en las que se explique la parte dogmática de la Constitución.

Rasgos de homofobia y discriminación
Sigue informando la Coordinadora Girasol LGTB del Sur, que en el entorno juvenil persisten rasgos "muy evidentes" de homofobia y discriminación en diferentes formas, desde la hostilidad estructural a la violencia física. El 77,4% de la juventud ha escuchado insultos homófobos y un 18,2% ha presenciado golpes y empujones a los homosexuales, lo que nos evidencia que tomar la educación basada en la diversidad debe ser una necesidad urgente para combatir la lgtbfobia.

Estrategia para invisibilizar
Introducir materias que inviten a los alumnos/as a tomar la diversidad de forma cotidiana debe partir de un esfuerzo colectivo, cualquier intento de sesgar o eliminar los avances conseguidos en materia educativa, supondrá una vez más una estrategia de la derecha para invisibilizar a lesbianas, gays, transexuales y bisexuales.

Una derrota de todos
Animamos a que padres, madres, y tejido social se manifieste de forma contundente ante estas medidas y cambios legislativos que no hacen más que condenar a la invisibilización y a la estigmatización, España se ha convertido en un referente en ampliación de libertades, y dar un pasó atrás supondrá una derrota, derrota de todos y todas.