El gobierno de coalición formando por el PSOE e IU-CA mantuvo reuniones con la Coordinadora Girasol donde se expusieron las demandas del colectivo LGTB en Andalucía, se mostraron necesarias la creación de una ley Integral de Tranexualidad y la implantación de una Fiscalía antidiscriminación.

Trabajo insustituible
El nuevo escenario que se da en Andalucía debe garantizar la supervivencia del movimiento social LGTB, pues la actividad que las entidades LGTB realizan son un trabajo insustituible en la atención personal, en prevención así como en las demandas de políticas de igualdad.

La crisis como excusa
Según Mar Cambrollé, presidenta de Girasol, “la crisis económica no debe ser una excusa para mermar las herramientas que suponen la igualdad entre hombres y mujeres”, tampoco son admisibles recortes en educación, salud y política social, que deben ser competencias de un gobierno progresista, afirma Cambrollé.

Continuación legislativa
Girasol mantendrá continuas reuniones con el nuevo gobierno para que la próxima legislatura esté marcada por la continuación de creación de leyes que apuesten por la diversidad afectivo sexual y la consolidación de la igualdad de forma transversal.