Después de la votación de los 109 parlamentarios autonómicos, Griñán ha obtenido 58 votos a favor y 50 en contra, que son los del PP, mientras que el diputado de IU Juan Manuel Sánchez Gordillo ha emitido un voto nulo.

Continuará como presidente
De esta forma, Griñán continuará como presidente de la Junta de Andalucía después de que en 2009 accediera al cargo tras la renuncia de Manuel Chaves, quien dejó Andalucía para ocupar la vicepresidencia tercera del Gobierno de España.

Fruto del acuerdo programático
El apoyo de socialistas e IU a la investidura de Griñán es fruto del acuerdo político programático cerrado entre ambos partidos, que se ha traducido en un pacto de gobierno después del apoyo dado al mismo en referéndum por las bases de la federación de izquierdas.