Castro ha indicado que cualquier encuentro de ese tipo hay que valorarlo como positivo, si bien "otra cosa será lo que se pueda concretar de esa reunión y la capacidad del PP-A para de verdad contribuir a una salida de Andalucía de esta difícil situación".

Positivas las "palabras"
Ha querido dejar claro que el compromiso del PP-A es con su partido y con un ideario y unas políticas que son "radicalmente contrapuestas a las que está desarrollando el Gobierno andaluz". En cualquier caso, ha insistido en valorar positivamente las "palabras de esa reunión y esperamos que puedan traducirse en hechos".

Puede ser "complicado"
Tras indicar que en modo alguno tiene por qué dudar de la palabra de Zoido, Castro ha estimado que un acuerdo con el PP-A sobre el Presupuesto andaluz para el próximo ejercicio puede ser "complicado" porque el nuevo dirigente de los 'populares' andaluces está "de acuerdo con el recorte que el Gobierno de Mariano Rajoy está aplicando a Andalucía".

Apostando por una "política recentralizadora
Según ha agregado Castro, el PP-A está apostando por una "política recentralizadora que resta recursos y competencias a la autonomía andaluza", en línea con el ideario del Partido Popular y del Gobierno de Mariano Rajoy.

Renovación de la FAMP
En cuanto al acuerdo entre Griñán y Zoido para abordar la renovación de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), el portavoz parlamentario de IULV-CA ha estimado que en ese diálogo deberían estar todos los partidos que actualmente tienen presencia en dicha institución. A su juicio, la FAMP debería ser un escenario "más propicio para el acuerdo y el consenso, incluso para el reparto de responsabilidades".