José Antonio Castro espera que el decreto-ley para garantizar agua y luz a las personas más necesitadas sea apruebe "antes de fin de año" e inicie su debate en el Parlamento en febrero, como informa Europa Press.

No ha diferencias con el PSOE-A
En declaraciones a los periodistas, Castro ha negado que exista diferencias con el PSOE-A en torno al citado decreto y ha insistido en que se trata de un "compromiso" que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, adquirió en su debate de investidura, siendo el vicepresidente de la Junta, quien recibió el encargo de que realizara el estudio para su elaboración. "El portavoz del Grupo Socialista no dijo ayer nada que no fuera verdad, se trata de una iniciativa que está en estudio", ha manifestado Castro, quien ha explicado que el vicepresidente de la Junta decidió poner en conocimiento de los medios los resultados de dicho estudio "porque se encuentra muy avanzado y a punto de culminarse", siendo la aprobación por parte del Consejo de Gobierno "el siguiente paso".

Lucha contra la exclusión social
El dirigente de izquierdas ha mostrado la "satisfacción" de su grupo parlamentario por el objetivo de la Junta de garantizar un mínimo energético y de agua a la sociedad andaluza, algo que va en consonancia con las iniciativas de lucha contra la exclusión social puestas en marcha en Andalucía. En su opinión, se trata de una de las patas o elementos que todavía estaba "pendiente".

El PP-A quiere "invisibilizar" a las personas
Finalmente, ha destacado que a la "satisfacción" de IULV-CA se une la "sorpresa" por el hecho de que el PP-A intente "minusvalorar" esta propuesta y lo que, "es más grave aún", quiera "invisibilizar" a las personas que sufren este "drama". "No se puede desprestigiar y despreciar esta iniciativa como lo ha hecho la derecha en Andalucía", ha concluido.

EQUO también está de acuerdo
Por su parte, EQUO-Andalucía, ha reclamado a la Junta que garantice el suministro básico de energía y agua a las familias por debajo de un umbral de ingreso y no sólo a los perceptores del salario social, como ha anunciado el gobierno regional. "Si no hay dinero para que dicha garantía sea universal, debería serlo para todas las familias que estén por debajo de un umbral de ingresos, sean estos por percepción de prestaciones sociales o por trabajos remunerados pero no suficientes", ha argumentado la coportavoz de EQUO Andalucía, María Merello.