En rueda de prensa en Huelva, Valderas ha desgranado los puntos de este decálogo que defiende su formación para que "se abra una nueva etapa" en la FAMP, donde estén presentes "los intereses del municipalismo".

Primer objetivo
De este modo, ha explicado que el primero de los objetivos es "refundar" la federación y sus estatutos, los cuales deben tener "más contenido", a la par que ha hecho hincapié en la importancia de establecer una hoja de ruta para los próximos cuatro años, donde se definan los asuntos políticos.

Plan actuación
En tercer lugar, aboga por un plan de actuación para el periodo 2012-2016, y además apuesta por establecer los objetivos prioritarios "en la defensa de la administración local".

"Un Gobierno de unidad"
En esta misma línea, pide "un gobierno de unidad", donde se tengan como base "los compromisos políticos", a la vez que ha propuesto la formación de un gobierno y presidencia "compartidos", ya que "lo de menos es quien la preside y lo más importante es el contenido", ha agregado.

Convencido del plan de rescate municipal
Valderas se ha mostrado convencido además de la importancia de poner en marcha desde la FAMP un plan de rescate municipal, que "sanee toda la administración local".

Una nueva ley de Régimen Local
Otro de los puntos del decálogo sostiene que debe haber "una nueva ley de Régimen Local en el conjunto del Estado, que se comprometieron a tener lista esta legislatura, pero el PSOE no lo ha cumplido".

Acuerdo global
De otro lado, el líder andaluz de la federación de izquierdas insiste en la necesidad de alcanzar "un acuerdo global" con las entidades bancarias para "mejorar la cobertura financiera y de préstamos" de los ayuntamientos; y por último, ha pedido el desarrollo "de una vez por todas" de las transferencias de la Junta de Andalucía "con los municipios".