ULV-CA ha mostrado este jueves su rechazo a la condena por parte del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) al pago de una indemnización y a siete meses de cárcel al secretario general del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Diego Cañamero; al parlamentario autonómico, Juan Manuel Sánchez Gordillo y a los portavoces municipales de la formación en los Ayuntamientos de Osuna y La Lantejuela (Sevilla), José Antonio Rodríguez y Juan Vega, respectivamente.


"Una sentencia injusta producto de la persecución"

Según un comunicado de IULV-CA, se trata de una sentencia "profundamente injusta, producto de la persecución a aquellos que reivindican un uso social de la tierra pública, como es el caso de la finca 'Las Turquillas', propiedad del Estado y cedida al Ministerio de Defensa, que la mantiene infrautilizada".

Todos los partidos políticos apoyaron que dicha finca se le de un uso social
Ha recordado que todos los partidos políticos, incluido el PP, han apoyado que dicha finca pase al Ayuntamiento de Osuna para darle un uso social y para fomentar la creación de empleo en la comarca de la Sierra Sur sevillana.

Traslado de IU a todos los compañeros del SAT y de IU
IULV-CA ha trasladado su solidaridad con los compañeros del SAT y de Izquierda Unida condenados, "en una estrategia de represión que busca criminalizar a los movimientos sociales que defienden los derechos de los trabajadores, que son los que están soportando sobre sus espaldas las consecuencias de la crisis económica".

Por su parte, el coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, ha expresado en su cuenta en Twitter su solidaridad con Cañamero y Sánchez Gordillo, "condenados por defender el uso social de la tierra".

Declaraciones de Sánchez Gordillo
El parlamentario de IULV-CA y alcalde de Marinaleda (Sevilla), Juan Manuel Sánchez Gordillo, ha considerado este jueves "una auténtica barbaridad" la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que le condena a siete meses de cárcel por la ocupación en el verano de 2012 de la finca 'Las Turquillas'.

La sentencia no va a evitar que sigan ocupando fincas
En declaraciones a Europa Press, Sánchez Gordillo ha advertido de que dicha sentencia no va a evitar que tanto él como otros miembros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) sigan ocupando fincas sin explotar, reivindicando así la función social de la tierra.

El también dirigente del CUT-BAI ha dicho no entender "la dureza" del fallo del Alto Tribunal y ha querido dejar claro que no ha habido delitos de desobediencia ni de usurpación, y que tampoco se han realizado daños en la finca durante la ocupación.

Nos fuimos de allí sin ofrecer resistencia
"Nadie nos entrego ningún papel en el que nos dijeran que tuviéramos que marcharnos de allí, sino que cuando llegó la Guardia Civil nos fuimos pacíficamente, sin ofrecer ningún tipo de resistencia", ha subrayado Sánchez Gordillo.

¿Por qué ahora sí?
En esta línea, ha manifestado que esta finca ha sido ocupada alrededor de 15 veces y que "jamás" se les ha imputado ningún delito ni falta por ello. "¿Por qué ahora sí? ¿Se pretende darnos un castigo ejemplar?", se ha preguntado el dirigente de izquierdas.

Agradece el respaldo de IU
Sánchez Gordillo ha querido agradecer el respaldo por parte de IULV-CA, que ha considerado "injusta" la condena, así como también por parte de compañeros de la formación, que le han mostrado su solidaridad a través de las redes sociales.

El TSJA atribuye un delito de desobediencia grave y a una multa
El TSJA atribuye a Sánchez Gordillo y Cañamero un delito de desobediencia grave a la autoridad y los condena, además de a la pena de cárcel e inhabilitación para el derecho de sufragio pasivo durante el mismo periodo, a una multa de 1.200 euros por un delito de usurpación, junto a un quinto procesado, absolviéndolos sin embargo del delito de daños que solicitaba para ellos la acusación particular.