En un comunicado, García ha indicado que la consideración del último curso actual de la ESO como un "supuesto bachillerato" significa en la practica "la segregación del alumnado y el avance hacia la constitución de un sistema segregado y elitista al estilo de lo que ya avanzó Esperanza Aguirre en Madrid".

Conciertos con centros privados
"Creemos desde IULV-CA que tal consideración del último curso de la ESO como bachillerato es una puerta abierta para facilitar los conciertos con centros privados", ha señalado el diputado de IULV-CA.

Valores conservadores
En cuanto a la asignatura que va a sustituir a Educación para la Ciudadanía, ha afirmado que, por lo que se conoce hasta la fecha, "es una recuperación de valores conservadores ligados al concepto patria, aunque maquillado de un barniz europeísta".

"Retroceso importante"
García ha asegurado que el Gobierno "pretende descargar la transmisión de valores exclusivamente en la Iglesia católica". "Ello supone un retroceso importante en lo social que sirve para pagar la alianza política existente entre el PP y la jerarquía eclesiástica", ha destacado.

"Esto es lo que querían como cambio"
Finalmente, ha dicho que si a esto añadimos los anuncios sobre la modificación de la Ley del aborto, la disminución del sector público y la privatización "generalizada" de la administración, "creemos que los que han votado a la derecha deben reflexionar seriamente sobre si esto es lo que querían como cambio".