A la izquierda del PSOE no se ve con buenos ojos el discurso territorial de los socialistas andaluces. IULV-CA ha criticado el "peronismo rociero" que, a su juicio, guía a la presidenta, Susana Díaz, en su acción política ante el 28 de febrero, Día de Andalucía, porque "sólo está contribuyendo a consolidar estereotipos culturales de pandereta, perpetuando una identidad basada más en el ataque a otros pueblos que conforman el estado español que en la demanda de justicia social y autonomía frente a los poderes oligárquicos, financieros, industriales y especulativos". Por su parte, Podemos opina que Díaz no está "a la altura del debate territorial que necesita España, con el respeto a la fraternidad y a la diversidad del país". Susana Díaz se reunirá este domingo en Valencia con el presidente de la Generalitat valenciana, el socialista Ximo Puig, después de que se haya planteado la posibilidad de un pacto de investidura del PSOE con Compromís, formación valenciana socia de Podemos, que conllevaría que un futuro Gobierno socialista pagaría la denominada 'deuda histórica' valenciana. El viernes, tras ser preguntada sobre si le preocupaba ese posible acuerdo dijo que comparte con Ximo Puig que una de las tareas que España tiene por delante es elaborar un modelo de financiación autonómica "justo y bien aplicado". Asimismo, advirtió de que quien "esté buscando enfrentar a territorios no nos va a encontrar en eso, sino que nos van a encontrar en el trabajo para que el nuevo Gobierno de España afronte lo que este país necesita, una financiación adecuada para todas las comunidades y que puedan prestar unos servicios públicos de calidad". LOS REPROCHES DE IU En un documento dirigido a la militancia, recogido por Europa Press, IU advierte de que "el peronismo rociero de la señora Díaz no es la respuesta más adecuada ante las agresiones que Andalucía ha sufrido por parte del gobierno de la derecha de Rajoy y especialmente del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro". De esta manera, IU hace un llamamiento a la movilización del pueblo trabajador andaluz este 28F "en este momento histórico" para que, independientemente de su filiación o simpatía partidistas, "convierta un día de fiesta en una jornada de movilización en defensa de la justicia social y del protagonismo que Andalucía debe tener en la construcción de un nuevo país". Explica que el 28 de febrero se conmemora "la singularidad histórica que supuso acceder a las máximas cotas de autonomía de Andalucía desde la movilización social y la ruptura democrática", porque la llamada Transición española tuvo en Andalucía uno de sus episodios más democráticos, "el pueblo trabajador andaluz se movilizó para romper el guión acordado en los despachos para nuestra tierra". Y es que, como apunta IU, "Andalucía y su pueblo sufrieron durante la dictadura franquista las consecuencias sociales de la dependencia y el atraso económicos, con una estructura productiva que sometía al pueblo trabajador a la miseria y el desempleo". Lamenta así que 36 años después, "el impulso autonomista dado por el movimiento obrero y vecinal, uniendo la lucha por la justicia social y las libertades democráticas a la demanda autonomista, ha sido traicionado por el bipartidismo" puesto que en el actual momento histórico, "el pueblo trabajador andaluz sigue sufriendo las consecuencias de un modelo productivo dependiente". Cuando está en cuestión el modelo territorial en España a cuenta de apuestas confederalistas o independentistas, "Andalucía no juega hoy, por desgracia, el papel activo que entonces ayudó a construir un modelo de Estado basado en la igualdad y garantía de los derechos sociales", censura IU. Por eso, hace un llamamiento a la movilización a participar en el 28F para que el protagonismo de la movilización de esta fecha "corresponda al pueblo trabajador andaluz, a las víctimas de la crisis, a los hombres y mujeres que sufren cada día para lograr sus sustento y el de sus familias". "Para que nos rebelemos y consigamos, desde la movilización, que el pueblo andaluz vuelva a jugar el papel que le corresponde en estos momentos de la historia de nuestro país", zanja IU. IU organiza este año su manifestación por el 28F en Córdoba por ser "emblema de la izquierda y de las luchas del pueblo trabajador", y partirá a las 12,00 horas desde la Avenida de Cádiz, concluyendo con un mitin en la Plaza de la Corredera en el que intervendrá el diputado de IU-UP, Alberto Garzón. LOS REPROCHES DE PODEMOS Por su parte, la presidenta del Grupo Parlamentario de Podemos Andalucía, Carmen Lizárraga, ha criticado este sábado que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha hecho unas declaraciones "diciendo que se aleja de Podemos, cuando lo que ocurre es que no está a la altura del debate territorial que se necesita en Andalucía, para que la comunidad se inserte como la que más" en una España "a una velocidad". Así lo ha afirmado en la reunión que ha mantenido en la localidad granadina de Cijuela con secretarios generales de Podemos Granada, concejales y diputados de Granada, donde también ha indicado que Díaz "tampoco está a la altura del debate territorial que necesita España, con el respeto a la fraternidad y a la diversidad del país". Por su parte, la diputada en el Congreso por la provincia de Granada Ana Terrón ha detallado que en la reunión mantenida este sábado han decidido que "los cargos institucionales de Podemos de la provincia estarán presentes en el acto del día 26 en Granada para reivindicar y defender los intereses de los andaluces", porque, según apunta, "Andalucía no puede ir a dos velocidades". "No puede ser que en Cataluña se apruebe una ley de emergencia habitacional, y en Andalucía, Podemos presente una ley de emergencia habitacional que va para los intereses de la ciudadanía andaluza, y el Partido Socialista vote que no", ha detallado la diputada. Asimismo, ha indicado que "se ha presentado una Ley de Atención Temprana a la infancia para que los niños tengan la atención que se merecen", a lo que, según ha criticado, "el PSOE también ha votado que no". "Queremos una Andalucía como la que más, donde la gente viva con dignidad, lo que el Partido Socialista no quiere", ha criticado. "Si es cierto que al PSOE le importan los intereses de la ciudadanía, también de la andaluza, esperamos que en el Congreso de los Diputados vote que sí a nuestra Ley 25 de Emergencia Social", ha apostillado Terrón. LAS QUEJAS DE DÍAZ Mientras tanto, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, aseguraba este viernes en una conferencia en Sevilla que Andalucía volverá a ser "el fiel de la balanza" de la unidad de España y de la igualdad entre territorios en el proceso de nueva construcción del Estado que está abierto en el país. En su opinión, "las costuras del estado autonómico han dado de sí y es el momento de sentarse y de hablar defendiendo dos cosas irrenunciables", que son la unidad de España y la igualdad entre todos los territorios. "Quienes quieren separarnos, romper lo que es de todos, o quienes creen que no hay que cambiar nada, se equivocan", ha añadido. Díaz, que ha recordado que el 28 de febrero fueron once fuerzas políticas las que se pusieron de acuerdo en el acceso de la comunidad a la autonomía, ha abogado por que también ahora las fuerzas políticas andaluzas "hagamos un primer gesto, que tiene que marcar el camino al resto de España". "No comparto que de la crisis política, institucional, de valores y social como la que hemos vivido en estos años tengamos que salir con un país más desunido y desigual y, de hecho, no voy a admitir que en este país más desunido y más desigual Andalucía pase a estar en la segunda división", ha remarcado la presidenta. Susana Díaz ha reiterado que "Andalucía se ha ganado por derecho propio, democráticamente, en el marco de la Constitución, la igualdad, que nadie sea más que nosotros ni nosotros ser más que nadie", de tal forma que "los nueve millones de andaluces somos un fiel de la balanza y cuando reivindicamos algo para esta tierra estamos abriendo un portal para otros territorios de nuestro país".