Segú publica hoy el Correo de Andalucía, el coordinador regional de Izquierda Unida, Diego Valderas, aseguró ayer que su formación va a iniciar un proceso de reuniones y encuentros con los grupos de la izquierda, plural y anticapitalista para aunar programas e incluso candidaturas. En declaraciones a los periodistas en Huelva, Valderas precisó que también se reunirán con formaciones como Equo o las organizaciones ecologistas para "ver si hay posibilidades de sumar e incorporar a IU esta izquierda plural".

Luchar contra el"bipartidismo"
De este modo, hizo hincapié en la necesidad de "un gran acuerdo de la izquierda plural" para luchar contra "el bipartidismo" y además abogar por un plan de empleo público, la defensa de los servicios públicos, o la puesta en marcha de un plan de rescate para las corporaciones locales. Diego Valderas incidió en la importancia de impulsar la participación en sectores estratégicos, convertir la fiscalidad en un reto "de carácter progresista y progresivo" y apostó por avanzar en una democracia "más participativa".

Andalucía como prioridad
El líder de izquierdas adelantó que el coordinador general de IU, Cayo Lara, "tendrá una mayor presencia" en Andalucía, y que podría visitar la provincia onubense esta próxima semana. "IU ha aprobado tener a Andalucía como prioridad en las políticas federales", añadió Valderas, que apuntó que habrá una ejecutiva federal para preparar la campaña andaluza "de común acuerdo" con la federación regional. En concreto, avanzó que en enero la presidencia federal se reunirá en Andalucía, una interparlamentaria visitará la región, y se celebrará también una reunión del grupo de IU en el Congreso.

"Cuentos Chinos"
 Por otra parte, Valderas explicó que su formación pondrá en marcha una campaña de información "exhaustiva" para criticar "los incumplimientos del PSOE y del Gobierno andaluz". También quiere "desmontar las mentiras y los cuentos chinos" del PSOE, que insiste en que IU reeditará la pinza con el PP, y dar a conocer "las coincidencias políticas" entre los socialistas y populares en materia de privatizaciones, reforma laboral o las "recortes".