En la reunión en Sevilla de la Comisión Ejecutiva de la formación que ha servido para poner en marcha el "desafío ilusionante" de las elecciones autonómicas del 25 de marzo, Valderas ha criticado el "planteamiento de austeridad" del ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, que "recorta el Estatuto de Autonomía andaluz y sus derechos financieros".

Hipoteca a Andalucía
"Ha planteado una situación que limita y encorseta a Andalucía para los próximos diez o doce años, en los que no podrá salir de ella desde el punto de vista laboral y económico", ha asegurado Valderas, que ha añadido que el ministro lo ha hecho "con naturalidad, como si estuviera dando un regalo a la comunidad".

Gan movilización en Sevilla
Por este motivo, el responsable regional de IU ha propuesto la celebración en Sevilla el 26 de febrero -dos días antes del aniversario del Estatuto- de un acto de movilización en el que apuesta por la participación de más de 3.000 dirigentes y cargos de la formación, además de simpatizantes.

Ofensiva contra el PP
Con este acto, Valderas quiere marcar un discurso político con un mensaje que permita salir "a la ofensiva" desde ese día para defender "la soberanía de Andalucía y sus derechos frente a las políticas de recorte", en las que también ha situado la actuación del PSOE al frente de la Junta.

Rebeldía
Ha pedido a los andaluces que tengan una actitud de "rebeldía ante las injusticias que se están produciendo" y muy especialmente "frente a las políticas de recorte que vienen de la mano de esas dos caras del neoliberalismo que representan el PP y el PSOE".

"IU va a  por todas"
Frente a ellos, IU ha asegurado que en la carrera electoral saldrá "a por todas" y tratará de ser "una fuerza política decisiva en el Parlamento andaluz para marcar un nuevo ciclo", un objetivo que según su coordinador general les coge "en un buen momento político y de fuerza".

"No somos bisagra"
"Somos un proyecto alternativo y no somos bisagra de nada ni de nadie", ha sentenciado Valderas, que ha situado a su formación como "contrapunto" de PSOE y PP y ha afirmado que se necesita "un territorio rojo, y no rosa desteñido, que confronte con el azul que avanza".