El secretario de Política Municipal del PSOE de Andalucía, Francisco Conejo, anuncia concentraciones ante los ayuntamientos andaluces el próximo jueves, en el inicio del debate parlamentario de la reforma local del PP, para exigir la retirada del proyecto de ley y su negociación con consenso.

"Semana negra para el municipalismo"
“Comienza la semana negra para el municipalismo en nuestro país”. Así lo asegura el secretario de Política Municipal del PSOE de Andalucía, Francisco Conejo, quien ha garantizado que para los socialistas es también una “semana de lucha” para demandar al Gobierno de España la retirada de su proyecto de ley para la reforma de la administración local que inicia el próximo jueves su debate en el Congreso de los Diputados y la negociación de una modificación normativa desde el consenso con los ayuntamientos, las comunidades autónoma, los agentes sociales y los partidos políticos.

La reforma local de Rajoy es "un tijeretazo a los derechos ciudadanos" 
Antes de visitar el Centro Infantil de Arriate (Málaga) junto a su alcalde, Melchor Conde, el dirigente regional socialista ha explicado que los representantes municipales socialistas participarán el próximo jueves en concentraciones a las puertas de los ayuntamientos de toda la comunidad autónoma para dejar claro que “nos oponemos a la reforma local contra los intereses ciudadanos” que plantea el Ejecutivo de Mariano Rajoy. Ha insistido en que el PP propone con su reforma local “un tijeretazo a los derechos ciudadanos al recortar los servicios municipales”, y ha recalcado que el PSOE andaluz “se opondrá en todos los ámbitos al desmantelamiento de los ayuntamientos pequeños y medianos, y no permitiremos que el Gobierno de España acabe con los servicios locales”. Para impedirlo, ha ratificado desde Andalucía se planteará un recurso ante el Tribunal Constitucional “si el Gobierno de España aprueba la reforma local en estos términos”.

El Grupo Socialista presentará una enmienda a la totalidad
Igualmente, ha recordado que el Grupo Parlamentario Socialista presentará el mismo jueves en el Congreso una enmienda a la totalidad para la retirada del texto planteado por el Partido Popular y la búsqueda de acuerdo sobre la reforma local con todos los sectores afectados. “Es necesaria una reforma local, pero que garantice que los servicios municipales se mantengan y que los ayuntamientos no pierdan competencias”, ha subrayado Francisco Conejo, quien ha explicado que servicios públicos como el Centro Infantil de Arriate no serían viables con la modificación normativa que pretende el PP.

Desmantelamiento municipal
“La reforma que plantea el PP pretende el desmantelamiento de los servicios públicos, la privatización de servicios y el despido masivo de empleados públicos, unos 40.000 en pueblos y ciudades de Andalucía”, ha asegurado el secretario regional de Política Municipal, quien ha denunciado que tendrán que cerrar todos los centros educativos de 0 a 3 años que cuentan con financiación municipal y desaparecerán todas las ayudas municipales a los estudios universitarios (transporte y becas, sobre todo). Conejo ha resaltado que la mayoría de los ayuntamientos andaluces apuestan por enseñanza y los socialistas “defendemos que los municipios mantengan las competencias en educación para seguir colaborando con la comunidad autónoma” en los niveles no obligatorios. “Entendemos que estas competencias, a día de hoy ejercidas por los ayuntamientos andaluces, son esenciales y, si el Gobierno de España las prohíbe en la reforma local, estos servicios municipales desaparecerán, porque el Ejecutivo de la Nación no garantiza más financiación a la autonomía para cubrir estos recursos”, ha denunciado.

Entidades Locales Autónomas
Sobre la segregación de Entidades Locales Autónomas, el secretario de Política Municipal ha explicado que desde el PSOE de Andalucía “hemos pedido a la Junta que se agilice al máximo el trámite para intentar que ELA de la comunidad que cumplan con la legislación actual y puedan ser municipios de pleno derecho se les permita completar el proceso antes de la aplicación de la reforma local del PP”, que impide la autonomía a las poblaciones con menos de 5.000 habitantes.