La consejera de Hacienda de Andalucía, Carmen Martínez Aguayo, ha asegurado hoy que la desviación del déficit de "algunas comunidades del PP" no le sorprende, ya que constata que "no se estaba diciendo toda la verdad", y ha subrayado que los datos demuestran que las cuentas andaluzas son claras.

Cuentas solventes
"Imagínese si esos datos (de desviación) hubiesen salido de Andalucía", ha señalado la consejera, que ha mantenido que "ha quedado claramente demostrado que Andalucía tiene unas cuentas absolutamente solventes, absolutamente claras".

Valoraciones tendenciosas
En unas declaraciones distribuidas por la Oficina del Portavoz del Gobierno, Aguayo, que ha insistido en reclamar que la UE audite las cuentas andaluzas para "no tener que estar pendientes de una valoración la mayoría de las veces tendenciosa", ha rechazado la "estrategia del Gobierno de intentar valorar, despreciar, poner en duda" las cuentas y la solvencia de Andalucía.

Sorprendentes los datos de Valencia y Madrid
Para la consejera, conocer la desviación de los datos del déficit de Madrid y la Comunidad Valenciana "es muy sorprendente" sabiendo que el Gobierno tenía "claramente consignados" los números de sus comunidades autónomas y cuando se sabe que se está tramitando una ley de transparencia "en la que el Gobierno quiere arrogarse la capacidad de cesar a aquellos cargos públicos que incumplan el déficit independientemente de su comunidad. Resulta sorprendente, si tienen ese criterio tan claro, que no se lo apliquen a sí mismos".

No más recortes en Andalucía
Tras la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, Martínez Aguayo ha manifestado que el aumento del déficit no significará más recortes en Andalucía, que está sometida a "una excesiva petición de ajuste". Se trata, ha precisado, de una comunidad por debajo de la media en cuanto a déficit, con una participación del 14 por ciento, pero a la que se pide un ajuste del 20,7 %, "casi el doble que a otras comunidades mucho más endeudadas; no es posible, no es razonable".

A Andalucía se le pide más
Establecer el objetivo de déficit sin discriminar "no puede ser"; se pide a Andalucía "más de lo que le corresponde en honor a su gestión, en honor a lo que está endeudada y de lo que está pasando en este momento", ha dicho.