Los restos de 31 nuevas personas han sido identificados en la recién iniciada segunda fase de exhumación de la fosa común de Cazalla de la Sierra (Sevilla), donde ya fueron exhumados los restos de medio centenar de víctimas presuntamente represaliadas durante la Guerra Civil, con lo que la cifra de restos hallados asciende a un total de 80 cuerpos.

Cuatro arqueólogos y un antropólogo
Según ha informado en un comunicado la Asociación Andaluza Memoria Histórica y Justicia (Amhyja), tras la culminación el pasado mes de julio de 2011 de la primera fase de exhumación de la fosa de Cazalla de la Sierra, el equipo de la empresa Arq'uatro --formado por cuatro arqueólogos y un antropólogo-- ha reanudado los trabajos en este cementerio municipal de Nuestra Señora del Monte.

Subvención de la Amhyja
Con esta finalidad, el Ministerio de la Presidencia realizó una nueva subvención a la Amhyja que, según la Asociación, "ha permitido avanzar en la investigación de la represión franquista en la Sierra Norte de Sevilla". Así, la responsable de Arq'uatro Elena Vera ha indicado que esta segunda fase, iniciada con la excavación de la fosa IV en el sector norte, ha dado como resultado "hasta el momento" la identificación y excavación "casi en su totalidad" de 31 individuos.

Presentan evidencias de muerte violencia
Igualmente, ha señalado que los cuerpos siguen presentando evidencias de muerte violenta como son los enterramientos colectivos, la superposición de unos con otros, la distorsión del esqueleto, los daños esqueléticos 'perimortem' --justo en el momento de la muerte--, presencia de proyectiles alojados en la zona dorsal de algunos cuerpos y la existencia de objetos personales (monedas, gafas, mecheros, lápices, restos de tejidos) a su alrededor.

Se caracterizó por enterramientos individuales
Mientras que la primera fase de exhumaciones se caracterizó por el hallazgo de enterramientos individuales, "casi todos de asesinados en fechas más lejanas a los primeros momentos del golpe militar", la Amhyja ha destacado que en este caso han sido varios cuerpos en grupos de enterramientos los encontrados.

Calculan más de cien cadáveres
Así, conforme se acerca a la entrada del cementerio, se encuentran más asesinatos en grupos de diez o más personas que se corresponderían con las "sacas" de los primeros meses o el primer año de la represión. Desde la asociación han indicado que se calcula que habrá "más de cien cadáveres, teniendo en cuenta que falta un metro de profundidad por cavar en toda la fosa".

Dificultades en el terreno
La arqueóloga Vera también ha explicado las "dificultades" que están encontrando en el terreno, de forma que, tapada la zona central de la fosa, les lleva a trabajar con dos andamios cavando tumbados boca abajo para abordar las tareas sobre los cadáveres que estén en los lados de la fosa.

Realizar las pruebas de ADN
La Asociación aspira a realizar las pruebas de ADN para identificar los restos, que serán custodiados por el Ayuntamiento de Cazalla hasta la construcción de un mausoleo que acoja a las víctimas asesinadas en esa localidad. Miembros de Psicólogos sin Fronteras van a prestar asistencia a los familiares de las víctimas cuyos restos pueden hallarse en esta fosa.