La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha destacado que la "renovación democrática del conjunto de nuestras instituciones" que se producirá con las próximas elecciones autonómicas y municipales "debe servirnos para que Andalucía coja impulso, acelere el ritmo y acometa sin demora y con fuerza todos los cambios que debemos hacer, todas las reformas necesarias".

Discurso institucional
En su discurso durante el acto institucional con motivo del 28 de Febrero, Día de Andalucía, Díaz se ha mostrado segura de que "cualquiera que sea la libre decisión que tomen los andaluces y andaluzas, será una decisión buena para Andalucía y buena para el futuro de los andaluces", desde el convencimiento de que "hay muchas cosas por hacer, mucha gente que lo pasa mal y demanda, con toda razón, soluciones, y también muchas oportunidades que aprovechar porque el potencial de Andalucía es enorme".

Afrontar retos
"Hoy estamos en buenas condiciones para afrontar los retos que se nos presentan y que nos deben permitir dar el salto adelante, con ambición y determinación, que merece Andalucía", ha señalado la presidenta, para quien la comunidad puede ser "un gran motor que ayude a nuestro país a avanzar con decisión en paz, en libertad, con progreso y con bienestar para todos".

"Fuente inagotable de méritos"
Susana Díaz, que ha considerado que la comunidad es una "fuente inagotable de méritos", ha puesto a los galardonados con el título de Hijo Predilecto y con las Medallas como ejemplo de la Andalucía "que queremos y por la que tenemos que pelear: más fuerte y mejor para todos".

A los jóvenes
La presidenta ha dirigido su discurso a "todos y cada uno de las mujeres y hombres que se esfuerzan para que Andalucía vaya mejor" y con un "recuerdo especial" a quienes "han tenido que marcharse para buscarse el pan de cada día", en particular los jóvenes. "Voy a trabajar, y creo que ahí tendré el apoyo de todos, para que cuanto antes vuelvan a su tierra, a su casa, con su gente y que sea aquí donde su talento lleve a Andalucía al sitio que le corresponde", ha remarcado.

El 28F, apuesta por la igualdad
Díaz ha recordado que "el 28 de Febrero significó una apuesta por la igualdad", en la que una generación de andaluces y andaluzas "apostaba por su tierra pero no pedía para sí ningún privilegio, ni pretendía levantar ninguna frontera, ni alejarse de nadie".

La igualdad como "una espina dorsal"
La presidenta de la Junta se ha referido a la igualdad como "una espina dorsal" que recorre nuestra forma de ver la vida, en el modelo territorial de España, en la garantía de la sanidad pública, en las relaciones laborales, entre sexos, para los mayores o en el trato que reciben los ciudadanos por parte de la Administración pública.

Esa apuesta por la igualdad y el equilibrio de Andalucía se proyecta hacia España y también hacia Europa, con la que la comunidad, según la presidenta, se siente "plenamente comprometida", porque "tiene una deuda de gratitud debemos reconocer".

En esta línea, ha defendido para el futuro "una Europa con rostro humano que trabaje por la cohesión social y territorial, una Europa que no se olvide de mirar al Sur", porque "no es aceptable que se pretenda levantar un muro entre un Norte avanzado y un Sur condenado".

Cultivar la base
La presidenta de la Junta ha hecho hincapié además en la necesidad de "cultivar la base, las raíces a partir de las cuales crece Andalucía" y de ahí que "una buena educación, gratuita, accesible, de calidad, competitiva es la mejor manera que tenemos para cuidar el talento, la creatividad, la inteligencia y las ganas de aprender y todo aquello que hace que Andalucía tenga esperanza en el presente y en el futuro".

"La sociedad entera debe involucrarse en este empeño, sencillamente porque nos jugamos nuestro porvenir en él", ha recalcado la presidenta, que ha reclamado que "seamos firmes en la defensa de la educación y de una universidad pública y gratuita de en Andalucía".