El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, mantuvieron este miércoles una conversación en la que manifestaron su voluntad de "mantener abierta la vía del diálogo" para buscar una "solución" que permita "reconsiderar" los acuerdos adoptados por el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), que el Ejecutivo autonómico considera "lesivos para los intereses de Andalucía".

Impugnar esta decisión discriminatoria
Así lo ha desvelado la consejera de la Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, en la rueda de prensa posterior a la reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno, que ha acordado encargar al Gabinete Jurídico de la Junta que "estudie todos los recursos por vía contencioso-administrativa y constitucional para defender los intereses de Andalucía e impugnar esta decisión discriminatoria adoptada contra los andaluces" en el CPFF porque "rompen los principios de igualdad y equidad y agravan la situación financiera de Andalucía de manera arbitraria".

"Apuesta por el diálogo"
Díaz ha indicado que la voluntad de la Junta es mantener su "apuesta por el diálogo y la cooperación institucional con la firmeza de defender los intereses generales de Andalucía" y ha expresado su confianza en que la vía abierta tras las conversaciones mantenidas por Griñán y Rajoy y por la consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, y el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, sirva para que se termine por "reconsiderar la decisión lesiva para los intereses de Andalucía" adoptadas "sin previo aviso" en el CPFF y que no haya "más sorpresas" en los próximos días.